Acuerdos prenupciales: ventajas e inconvenientes

0
665

El matrimonio bien puede decirse que es un contrato entre dos partes, en este caso entre dos personas, que desean contraerse mutuamente para adquirir de forma recíproca los derechos y obligaciones que un matrimonio conlleva.

Muchas de las partes de un contrato de matrimonio resultan establecidas legalmente y no son de libre disposición de las partes, pero existen muchos otros elementos que sí que pueden regularse libremente y, por ello, algunas personas deciden realizar acuerdos prenupciales que dejan claro el alcance del matrimonio que va a celebrarse.

La realización de un acuerdo prenupcial tiene numerosas ventajas, pero también tiene algunas desventajas. Veamos a continuación una breve exposición y resumen de los principales puntos positivos y también de los principales puntos negativos de realizar un acuerdo prenupcial.

En la balanza de los aspectos positivos que tiene la realización de un acuerdo prenupcial se encuentran, por ejemplo, aspectos tan importantes como la capacidad de proteger previamente al matrimonio, los derechos hereditarios de los descendientes que pudieran existir con anterioridad al nuevo matrimonio fruto de un matrimonio anterior que pudiese haber existido o la capacidad de evitar que las deudas preexistentes de la parte de un matrimonio deban de ser asumidas por la otra parte del matrimonio que se va a realizar.

Otras ventajas de establecer acuerdos prenupciales se encuentran, por ejemplo, en la capacidad de proveer seguridad a una parte del matrimonio que va a celebrarse que por ejemplo pueda tener negocios propios y no desee que todos ellos o parte de los mismos también pasen a manos, o adquiera derechos sobre los mismos, al futuro conyugue.

Además, más allá de las anteriores ventajas vinculadas al carácter financiero y patrimonial de los futuros contrayentes, entre otras que pudieran existir, también debe mencionarse que en un acuerdo prenupcial también se puede regular -excepto aquello que pueda resultar legalmente indisponible- detalles concernientes a las responsabilidades y poder en la toma de decisiones por la cual se regulará el matrimonio.

Lo anterior puede permitir dotar de una gran capacidad a cada matrimonio, de permitir un alto grado de personalización. Pero como todo lo que tiene sus ventajas también tiene sus desventajas o lo que es lo mismo, todo anverso de la moneda tiene su propio reverso y en el caso de los acuerdos prenupciales no es una excepción.

Quizás uno de los aspectos de realizar un acuerdo prenupcial no se encuentra en una cuestión legal o tangible, sino más bien en una cuestión intangible pero sumamente importante como es la confianza. Presuponiendo que un matrimonio debe de estar basado en el amor y en la confianza, celebrar un acuerdo prenupcial puede suponer que las partes inicien su relación con un déficit o una quiebra de la confianza.

Luego, por supuesto, también existen desventajas relacionadas con situaciones sobrevenidas como puede ser el esfuerzo o la dedicación que una parte ponga en el transcurso de un matrimonio en un negocio y no tenga derechos sobre el mismo por lo prenupcialmente pactado y otros casos parecidos.