¿Aportan ventajas las nuevas tecnologías al trabajo de los auditores?

0
2204

La función del auditor es quizá una de las que resulta menos conocida por el gran público; no tiene el carácter tan vox populi de otras profesiones y eso hace que, a pesar de la gran importancia de la misma, no se hable tantas veces y con la misma frecuencia que se hace con otras, pero ello como ya se ha mencionado nada tiene que ver con la importancia y la influencia de la profesión, importancia e influencia que sin duda es máxima y de capital importancia.

Pero esa ausencia en muchas ocasiones de proyección pública para la sociedad en general no significa por una parte que la misma no tenga una gran relevancia en el entorno profesional, empresarial y legal, pues son ámbitos donde la figura del auditor es bien conocida y reconocida, y tampoco resulta óbice para que esta profesión, que es una profesión con un alto componente de carácter técnico, tenga unos altos requerimientos de estar permanentemente adaptada tecnológicamente para siempre lograr los mejores resultados.

Influyen las nuevas tecnologías en la auditoríaFunción, resultado

La función de la persona auditoria bien podemos decir, permítase la redundancia que es auditar, eso es dicho de otra forma, por ejemplo la función de llevar la revisión, proceder al examen y a la evaluación de, entre otras cosas, la gestión administrativa y / o muy comúnmente financiera, que se le encomiende, para que con la función realizada de unos resultados fidedignos a los efectos que se requieran.

Entonces, y visto lo anterior, resulta más que obvio que cualquier auditor, que cualquier persona auditora que por ejemplo esté encargada de auditar unas cuentas que se le encarguen, ya no solo debe disponer de unos conocimientos que le permitan realizar su trabajo de una forma coherente, profesional y fidedigna (que por supuesto debe disponer de los mismos), sino que además debe disponer siempre de las mejores y más óptimas herramientas que le permitan realizar la función de auditar con las máximas garantías posibles, con la mejor eficiencia posible, utilizando la fórmula más adecuada para lograr los resultados óptimos y que ellos se plasmen claramente y lo más fácilmente posible y es sobre todo en este ámbito donde las nuevas tecnologías juegan un papel importante en la función del auditor y además transforman la función del auditor.

Mejores procesos

En el sector de los auditores nos encontramos con el caso típico de otra de esas profesiones en las que la función de fondo, es decir, la función de auditar, no se ha visto alterada en sí misma con la eclosión de las nuevas tecnologías, pero que por contra, la forma de ejercer esa función sí que se ha visto transformada de arriba a abajo, y es ahí donde realmente la faceta del auditor y de la auditoría se ve alterada por la función que ejercen las nuevas tecnologías, en la función, permítase nuevamente la redundancia, de auditar.

Y ¿realmente aportan valor estas nuevas tecnologías, las TIC en general e Internet en particular, a la función de auditar? Sin duda la respuesta debe ser que sí. Pues si bien como se ha dicho no alteran directamente el núcleo de la actividad, sí que atacan la forma en cómo se desarrolla ese núcleo, y qué duda cabe que tanto la capacidad analítica que aportan muchas de las herramientas que actualmente se encuentran a disposición de los auditores, como muchos otros atributos transforman enormemente la forma nuclear de desarrollar el trabajo día a día del autor, y eso tiene influencia, y mucha.

Dicho de otra forma lo anterior, en el trabajo de los auditores y su relación con las nuevas tecnologías, quizá deberíamos hablar (más allá de las oportunidades de gestión de clientes y de capacitación profesional que aportan las nuevas tecnologías, entre otras) de una mejora de procesos en toda regla, de una transformación en la forma en cómo se analizan, se revisan y se examinan esos datos o esos factores que deben someterse a escrutinio.

Llevándonos todo lo anterior a concluir que entonces en la actualidad, además de la necesaria figura del auditor en muchos casos, también nos encontramos con el uso de la necesaria tecnología para auditar, pues solo con ella a veces se pueden lograr resultados que de otra forma quizá ni serían tan fidedignos ni tan fiel reflejo del resultado de escrutinio al que pretendemos llegar.