Artimañas de las entidades bancarias con las cláusulas suelo

0
1089

Las cláusulas suelo siguen dando de qué hablar y mucho. Uno de los temas que están actualmente en la palestra son los muchos trucos y artimañas empleadas por las entidades bancarias en relación a las famosas cláusulas suelo. Los bancos se ayudan de trucos como seducir, conquistar, prometer e incluso asustar a sus clientes para conseguir acuerdos que les resulten beneficiosos.

Infinidad de bancos han sido y siguen siendo llevados a los Tribunales con motivo de las cláusulas suelo, y la realidad es que saben perfectamente que ante cualquier juicio tienen el caso perdido.

Es precisamente por este motivo que los bancos no dejan de jugar sus cartas para conseguir ganar la partida que tienen entre manos y salir lo más beneficiados posible de todo este asunto.

Artimañas y trucos de los bancos con las cláusulas suelo

Muchos son los afectados por las cláusulas suelo, hasta 2 millones de personas han sufrido y siguen sufriendo con este tema. En estos últimos días, los afectados por las cláusulas suelo se están encontrando ante un difícil dilema: llegar a un acuerdo con la entidad bancaria o bien reclamar judicialmente y esperar a que los tribunales se pronuncien.

Desgraciadamente, las entidades bancarias no entienden de afectados y como empresa solamente buscan salir airosos de todo este tema, para lo cual buscan disuadir a los clientes que se encuentran decididos a denunciar y reclamar delante de los tribunales. Algunas de las muchas armas que los bancos están comenzando a utilizar delante de sus clientes son las penalizaciones, la exigencia de discreción, y la seducción.

El problema de las cláusulas suelo afecta principalmente a las entidades bancarias como el BBVA, CaixaBank, Popular, Sabadell y Bankia. Cabe señalar que en estos últimos días se han establecido una serie de medidas urgentes para que afectados y bancos puedan pactar cambios en las hipotecas de sus clientes y de este modo evitar tener que devolver en dinero en efectivo las cantidades que han sido cobradas de manera indebida.

Los bancos no dejan de emplear todos los recursos posibles para conseguir que a través de sus directores de sucursal y superiores se convenza a sus clientes a no acudir a la vía judicial y llegar a un acuerdo amistoso. Los bancos están haciendo uso de numerosos sistemas con los que muchos clientes finalmente han desistido de denunciar a su entidad bancaria. Mensajes similares a: ‘¿Vas a denunciar a tu banco de toda la vida?’ están siendo muy utilizados para conseguir que los afectados desistan de demandar.

Muchos son los abogados que están alertando a los afectados por las cláusulas suelo de las artimañas que están utilizando los bancos para salirse con la suya, técnicas muy similares a las que ya han utilizado en otras ocasiones, como en el caso de las preferentes.

Otro de los métodos que las entidades bancarias están utilizando como medida disuasoria hacia los clientes dispuestos a denunciarles es proceder a la revisión de las condiciones de la hipoteca, siendo generalmente la propuesta ofrecida la disminución de las cuotas hipotecarias a pagar mensualmente. De este modo se pretende no pagar el dinero cobrado de más a sus afectados y devolvérselo a modo de descuento en la cuota mensual de la hipoteca. En caso de negarse a aceptar, algunos bancos están incluso anunciando la subida de los intereses de la hipoteca.

Además, los bancos también están buscando que sus clientes, aquellos a los que han conseguido persuadir y con los que han llegado a un acuerdo, guarden silencio sobre el pacto al que al llegado, estableciendo incluso cláusulas de confidencialidad para evitar que otros clientes se animen a denunciar y reclamar el dinero que les corresponde. Ante de firma de cualquier acuerdo, los abogados aconsejan leer muy cuidadosamente la letra pequeña para evitar que añadan condiciones que se encuentren a favor del banco y que puedan perjudicar al cliente.

Otro de los trucos que los bancos están utilizando con sus clientes es la redacción de acuerdos a firmar en primera persona, es decir, acuerdos redactados como si fuese el afectado o cliente del banco quien ha redactado dichas condiciones y no el banco. Con ello, el banco consigue protegerse ante cualquier demanda judicial pudiendo alegar que fue el propio cliente quien propuso las condiciones del pacto firmado entre ambas partes.

Queremos recordar que antes de firmar cualquier pacto con su banco es conveniente leer cuidadosamente todas las cláusulas, incluso la letra más pequeña, y nunca firmar nada en caso de duda. Consultar con un abogado especializado en cláusulas suelo será la mejor solución para evitar que el banco pueda salirse con la suya y hacernos firmar un documento que nos ate de pies y manos.