¿Qué es la ayuda de los puntos por hijo a cargo? ¿Qué requisitos necesito?

0
73753

La conocida como ayuda de los puntos por hijo o ayuda por hijo a cargo, es una subvención económica que el Instituto Nacional de la Seguridad Social otorga a las personas que tienen a su cargo hijos o menores de 18 años o, cuando siendo mayores de edad tienen una discapacidad que supera el 65%.

Por supuesto, en cumplimiento de la legalidad vigente, para percibir la prestación por hijo a cargo es totalmente indiferente la naturaleza legal de la filiación de los hijos. Igualmente, de esta ayuda pueden beneficiarse quienes tengan menores a su cargo en régimen de acogimiento familiar, permanente o guarda siempre que sea con fines de adopción (preadoptivo).

La Seguridad Social considera que un hijo o menor a cargo debe convivir con el beneficiario y depender económicamente del mismo. A este respecto existen supuestos de separación temporal que no afectan a la solicitud de ayuda, tales como realización de estudios, trabajo del beneficiario, tratamientos médicos o de rehabilitación u otras situaciones análogas.

Para el caso de que los hijos trabajen y generen lucro con su actividad, siguen considerándose a cargo mientras continúe la convivencia con el beneficiario y los ingresos percibidos por su trabajo no superen el 100% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), vigente en cada momento, siempre en cómputo anual. Actualmente (año 2017) este SMI está fijado en 707,70 euros mensuales.

No se considerarán a cargo los hijos que reciban una pensión de las denominadas contributivas, siempre exceptuando la pensión de orfandad y la prestación a favor de familiares de nietos/hermanos.

A continuación vamos a intentar dar respuesta a todas las preguntas que suelen darse cuando hablamos de este tipo de ayuda familiar por hijo a cargo. Os aseguramos que este es uno de los artículos que más interés despiertan entre nuestros lectores.

Quiénes pueden ser beneficiarios de la ayuda de los puntos por hijo

Qué es la ayuda de los puntos por hijo2Existen muchas personas que piensan que esta ayuda únicamente pueden solicitarla los progenitores que tengan hijos a su cargo. Nada más lejos de la realidad. Todas estas personas pueden ser beneficiarias de esta prestación por hijo o menor a cargo:

  • En primer lugar, progenitores, acogedores o adoptantes, siempre y cuando cumplan todos los requisitos exigibles.
  • Hijos mayores de 18 años con discapacidad, que conserven su capacidad de obrar no habiendo sido incapacitados por la Autoridad Judicial.
  • Huérfanos de ambos progenitores o adoptantes, si son menores de 18 años o se encuentran afectados por un grado de discapacidad igual o superior al 65%.
  • Aquellos que aun no siendo huérfanos hayan sido abandonados por sus progenitores y adoptantes, siempre que no se encuentren en régimen de acogimiento familiar (ya sea permanente o preadoptivo). Además, deben ser menores de 18 años o presentar una discapacidad igual o superior al 65%.

Determinación del beneficiario en caso de separación judicial, divorcio o nulidad matrimonial

En principio, el beneficiario de la ayuda es la persona que tenga a su cargo al hijo o menor a cargo. No obstante los casos de nulidad matrimonial, separación o divorcio son especiales, y pueden darse en ambos progenitores, acogedores o adoptantes las circunstancias que les permiten ser beneficiarios de la ayuda. A estos efectos se equipara el matrimonio a las relaciones análogas.

En tal caso, la ayuda de los puntos por hijo le corresponderá:

  1. Si existe acuerdo, se le reconocerá a uno de los dos progenitores. Es importante saber que si la ayuda se ha solicitado por únicamente uno de los dos progenitores, se entiende que existe acuerdo.
  2. Si no existe acuerdo y no hay resolución judicial expresa, la percepción de esta ayuda le corresponderá al que tenga concedida la custodia del hijo o menor al cargo.
  3. Existe un último caso para el caso de que se tenga establecida la guarda y custodia compartida. En este caso (siempre mediando solicitud), el cobro de la prestación se reconocerá a ambos, siempre de forma proporcional al tiempo que tengan reconocido para la custodia del hijo o menor a cargo.

Requisitos para cobrar la ayuda familiar por hijo a cargo

Por supuesto, todos los solicitantes deben cumplir una serie de requisitos para pedir la ayuda familiar por hijos o menores a cargo:

  • En primer lugar, tener residencia legal en España.
  • Como ya se ha informado anteriormente, tener a cargo del solicitante hijos o menores acogidos residentes legalmente en territorio español, siempre y cuando:
    • Tengan menos de 18 años.
    • Sean mayores de 18 años pero presenten un grado de discapacidad igual o superior a un 65%.
  • No tener derecho a otras prestaciones o ayudas que sean de la misma naturaleza.
  • Por último, pero no menos importante, uno de los requisitos principales para tener acceso a esta prestación o ayuda de los puntos por hijo es que la renta anual del solicitante no supere:
    • Los 11.576,83 euros si se trata de 1 sólo hijo.
    • Si tienes más de un hijo o menor a cargo, debes aumentar esa cuantía en un 15% por cada uno de ellos.
    • Las familias numerosas son un caso especial. No deben superarse los ingresos de 17,423,84 euros para las familias numerosas con tres hijos a cargo. Para el caso de superar este número de hijos, debe incrementarse esta cantidad por cada uno de ellos en 2,822,18 euros (a partir del cuarto incluido).

Es muy importante conocer que los requisitos económicos no son de aplicación para el caso de hijos con discapacidad igual o superior al 65%.

Igualmente, ha que destacar que en el caso de convivencia de los dos progenitores, a efectos de estos límites económicos, deben sumarse los ingresos de ambos.

Cuánto se cobra de ayudas por hijo a cargo en 2017

Actualmente, las cuantías establecidas para la ayuda familiar por hijo a cargo son las siguientes:

Hijos menores de 18 años sin discapacidad

La cantidad a percibir por cada hijo a cargo (menor de 18 años sin discapacidad) es de 291 euros anuales, siempre y cuando se cumplan los requisitos antes expuestos para cobrar esta ayuda.
No te preocupes, nosotros hacemos las cuentas por tí. A continuación puedes ver todos los requisitos económicos y las cantidades totales a percibir, tanto para familias NO numerosas como para familias numerosas:

 

Hijos menores de 18 años con discapacidad igual o superior al 33%

Si los hijos a cargo son menores y están afectados por una discapacidad que iguale o supere el 33%, la cuantía de la ayuda es de 1000 euros anuales, que se percibirán a razón de 250 euros trimestrales.

En este caso no será de aplicación ningún límite de ingresos.

Hijos mayores de 18 años con discapacidad igual o superior al 65%

Para el caso de mayores de 18 años que presenten una discapacidad igual o superior al 65%, la cantidad a percibir es de 368,90 euros mensuales, lo que arroja un total de 4.426,80 euros anuales por cada hijo.

Tampoco existe ningún tipo de limitación de recursos económicos.

Hijos mayores de 18 años con discapacidad igual o superior al 75%

Finalmente, en este caso, para los hijos mayores de edad con una discapacidad igual o superior al 75%, actualmente la cuantía establecida es de 553,40 euros cada mes, es decir, un total de 6.640,80 euros en cómputo anual.

Nuevamente, al tratarse de un caso de una persona con discapacidad, tampoco existe límite de recursos económicos.

Has de saber que todas las cuantías expuestas en cada uno de los cuatro casos están exentas de pago del IRPF.

Cómo solicitar la ayuda por hijo a cargo

Para poder obtener esta prestación o ayuda por hijo a cargo, la persona interesada debe acudir a cualquier oficina de la Seguridad Social y aportar la documentación relacionada a continuación:

  • Impreso de la solicitud debidamente cumplimentado, el cual se puede descargar desde este enlace.
  • Tarjeta de Residencia, NIE o DNI de todas las personas que conforman la unidad familiar y que son mayores de 14 años.
  • Volante de empadronamiento el respectivo municipio donde residen.
  • El libro de familia.
  • El título de Familia Numerosa, si fuese el caso.
  • El título de discapacidad, también si fuese el caso.
  • El respectivo justificante de ingresos que acredita el nivel de rentas que se alega para acceder a la prestación.

Si necesitas una ayuda extra, debes saber que el Instituto Nacional de la Seguridad Social pone a disposición de los ciudadanos un teléfono gratuito de ayuda para pensiones y otras prestaciones, el 901 16 65 65. Igualmente, puedes llamar también de forma gratuita al 901 10 65 70 para pedir cita previa de forma automatizada.

Cómo se realiza el pago de la ayuda

Esta ayuda de los puntos por hijo se recibe semestralmente (en los meses de enero y julio) cuando se trate de hijos mejores de edad, y mensualmente (siempre a mes vencido), en todos los casos de mayores de 18 años afectados por alguna de las discapacidades referidas en puntos anteriores. Para esta ayuda o prestación no existen pagas extraordinarias ni tampoco se descuenta el I.R.P.F.

Es de gran importancia tener siempre en cuenta que el plazo máximo para empezar a cobrar la ayuda de los puntos por hijo es de 45 días (plazo máximo de resolución y notificación).

Renovación de la ayuda

Es de excepcional interés conocer que no es necesario renovar la prestación por hijo a cargo. En este sentido la renovación puede realizarse de forma automática al cotejarse los datos con la Agencia Tributaria.

No obstante, exclusivamente para los casos en los que deba acreditarse la minusvalía, si que es necesario renovar el certificado de minusvalía antes de que este caduque.

Otra cosa importante que debes conocer es que tendrás un plazo máximo de 30 días para comunicar al Instituto Nacional de la Seguridad Social cualquier variación en tu situación familiar que implique nacimiento, modificaciones o extinción en el derecho a percibir esta ayuda.

Extinción e incompatibilidades

Por supuesto, existen ciertas situaciones que supondrán la denegación o extinción de la percepción de esta ayuda de los puntos por hijo. A modo de resumen, estas circunstancias son las siguientes:

  • Ingresos económicos superiores a los establecidos legalmente, ya definidos anteriormente.
  • Cuando los ingresos económicos de la persona a cargo superen el 100% del Salario Mínimo Interprofesional, es decir, cuando tu hijo se independice económicamente.
  • Cuando se produzca una desaparición de la discapacidad.
  • Siempre y cuando no exista una discapacidad, al cumplir la mayoría de edad.
  • Por fallecimiento del hijo o menor a cargo.

Normativa legal sobre la ayuda de los puntos por hijo a cargo

Si deseas toda la información sobre el marco legal en el que se incardinan este tipo de ayudas de la Seguridad Social, puedes consultar la siguiente legislación:

  • Estatuto de los Trabajadores (Real Decreto legislativo 2/2015, de 23 de octubre), concretamente en su artículo 46,3.
  • Estatuto Básico del Empleado Público (Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre), en concreto su artículo 89.
  • Real Decreto 1335/2005, de 11 de noviembre, por el que se regulan las prestaciones familiares de la Seguridad Social.
  • Resolución de 8 de abril de 1999, de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, sobre efectos económicos aplicables en el reconocimiento del derecho a la asignación económica por hijo a cargo en el supuesto de fallecimiento del titular de la prestación.
  • Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad.
  • Real Decreto 1856/2009, de 4 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad, que a su vez modifica el Real Decreto anterior.
  • Orden de 2 de noviembre de 2000 por la que se determina la composición, organización y funciones de los equipos de valoración y orientación dependientes del IMSERSO y se desarrolla el procedimiento de actuación para la valoración del grado de minusvalía.

Esperamos haberte solucionado cualquier duda en relación a la ayuda de los puntos por hijo. No obstante, si se nos ha quedado algo en el tintero, háznoslo saber en forma de comentario.