Certificado digital: qué es y cómo obtenerlo

0
37

Los sistemas de certificación digital son imprescindibles en una era en la que las comunicaciones digitales son ya no el pan nuestro de cada día, sino que son la manera de comunicarse y de transaccionar principal en muchos ámbitos.

Antaño, cuando alguien quería firmar un contrato, enviar una comunicación que demostrase de forma fehaciente  que la había transmitido a él o quería acceder a servicios o información que sólo la persona correspondiente debía acceder, lo que se hacía es identificarse con el documento de identidad u otros documentos de identificación, bien fuese para demostrar la identidad delante del mostrador donde se debía obtener la información o en cualquier otra situación que fuese necesario demostrar la identidad.

Certificado digitalEn el entorno de Internet sucede un poco lo mismo, pero la realidad es bien distinta. Se puede acceder a información personal, se pueden firmar contratos o presentar documentos oficiales, se pueden enviar comunicaciones y se pueden hacer muchas más cosas. En muchos casos, no importa del todo la fehaciencia de esas comunicaciones pero, en muchos otros, la misma es imprescindible y es en esos casos donde entran los certificados digitales.

Los certificados digitales son aquellos elementos que permiten acreditar que quien accede a esa Web o recursos Web, que quien firma un contrato o firma un email es quien dice realmente ser. Es la forma más segura actualmente de demostrar fehacientemente la identidad en el entorno digital y vendría a ser como mostrar el documento de identidad para que nos dejen pasar a algún sitio o cómo plasmar nuestra firma en un papel.

Cuando se habla de certificados digitales se habla de distintos escenarios, pero de lo que no se está hablando es del mero usuario y contraseña para acceder a nuestras cuentas online. El usuario y la contraseña vendrían a ser el escalón inferior de los certificados digitales, son aquellos que nos permiten también, a priori, acreditar la identidad pero no sirven tanto en situaciones donde el certificado deba de actuar a modo de rubrica o de acreditación total de una identidad.

Existen distintos tipos de certificados digitales y la forma de obtenerlos será diferente según el caso. Existen profesiones como, por ejemplo, los médicos, empleados de determinadas empresas a los que se les da una tarjeta física con un chip o un lápiz USB que introducido en el lector correspondiente permite acceder con unas determinadas claves al ordenador u ordenadores y les permite trabajar.

Pero este no es el certificado más común para el conjunto de la población. Para el conjunto de la población, actualmente, existen dos grandes tipos de certificados digitales válidos y reconocidos por los organismos oficiales que utilizan este tipo de sistema de autenticación:

Por un lado, existe el certificado digital que se encuentra dentro del documento de identidad electrónico, este funciona como el de las tarjetas físicas que se mencionaba y se obtiene en las dependencias donde se expiden los documentos de identidad.

Y luego, por otro lado, existen los certificados expedidos por la FNMT. Éstos son virtuales, se embeben en los navegadores del ordenador y se obtienen online, aunque para obtenerlo por primera vez se deberá acudir a una oficina de la AEAT u otros organismos reconocidos que permitan acreditar presencialmente la identidad.