¿Cómo elegir un buen abogado?

0
4966

Todo aquel que en algún momento se ha planteado la necesidad de contratar a un abogado, seguramente habrá tenido serias dudas sobre el profesional que mejor se adapta a sus necesidades. Existen multitud de preguntas que deben ser resueltas en ese proceso de elección de un abogado. Por ello, en este artículo nos hemos propuesto ayudarte para que encuentres al abogado que mejor se ajuste a tus requerimientos y que mejores resultados finales pueda darte.

A continuación te exponemos toda una pequeña guía de cómo elegir a un buen abogado:

elegir abogadaEspecialización

Como prácticamente todo en esta vida, de la especialización nace la excelencia. Un abogado experto y especializado en la materia objeto de tu problema, te ofrecerá garantías que otros profesionales no especializados o especializados en otros ámbitos no te podrá ofrecer nunca. Veamoslo de otro modo: si tienes un problema médico de corazón ¿visitarías a un médico de familia o a un neurólogo? La respuesta es sencilla, no… Pues en el mundo jurídico pasa exactamente lo mismo, la especialización es un punto básico a favor de ese abogado que estás buscando. Una cosa te debe quedar muy clara, el mundo jurídico es inmenso y no es posible ser un experto en todas las áreas jurídicas del Derecho.

Experiencia

Aunque existen jóvenes abogados que son auténticos expertos, la experiencia es un grado. Si dos profesionales te ofrecen idénticas características y te generan la misma confianza, cumpliento todos los demás puntos que se exponen en este artículo, deberías elegir al que tuviera mayor experiencia de los dos.

Cercanía a tu zona

La ubicación del abogado o despacho de abogados, aunque no es determinante, si debe ser uno de los puntos a analizar. Lo más lógico es elegir de entre los que cumplen el resto de requisitos, a uno de los que se encuentren más cerca de nuestro domicilio. Esto redundará directamente en nuestra comodidad y en la calidad del servicio, pues podremos mantener entrevistas personales con más frecuencia, lo que lógicamente es muy interesante de cara a nuestros intereses. Además, el abogado estará más familiarizado con los Juzgados y Tribunales de la zona, y con el proceder, criterio y valoraciones habituales del personal que presta servicio en ellos. No obstante, existen obligadas excepciones a esta regla. Por ejemplo, si es un caso importante y necesitamos de un abogado altamente especializado, es muy posible que no podamos encontrarlo en nuestra provincia, por lo que deberemos extender la búsqueda a otros puntos más distantes de la geografía nacional.

Buenas referencias

Un abogado o despacho de abogados que recibe recomendaciones objetivas de sus clientes satisfechos, sin duda es una apuesta garantizada. Para ello puedes consultar a tus familiares, amigos y conocidos, o incluso puedes rastrear en Internet información sobre el abogado o despacho en cuestión. Es muy posible que realizando esta pequeña “investigación” sobre el profesional, puedas encontrar referencias que te ayuden a tomar una decisión, en un sentido o en otro.

Honorarios

He aquí uno de los puntos que más problemas pueden suscitar, pues podemos encontrar diferencias significativas en los honorarios de cada abogado. Si tenemos varios presupuestos muy similares, elegiremos aquel abogado sobre el que tenemos buenas referencias o que tiene mayor cantidad de experiencia en la materia. Ojo con los presupuestos extraordinariamente bajos, pues como dice el refrán “Nadie da duros a cuatro pesetas”. Tenemos que tener claro que los abogados ofrecen unos servicios altamente especializados y de gran importancia, por lo que en principio estos presupuestos que infravaloren la actividad de estos profesionales deben ser analizados con lupa, pues podemos llevarnos desagradables sorpresas. Con esto tampoco queremos decir que hay que optar por el más caro porque sí, simplemente hay que tener caro que hay que valorar y comparar los precios, especialización y experiencia que ofrecen a cambio, escogiendo el que te parezca más razonable. No obstante, para valorar adecuadamente los presupuestos, los Colegios de Abogados establecen unos criterios orientativos de los honorarios de los abogados.

Primera impresión

Una vez tengas una primera preselección de los tres o cuatro abogados que mejor se ajustan a tus intereses, te recomendamos que conciertes una primera entrevista o consulta con ellos. La mayoría de letrados accederán a realizar esta primera consulta sin cargo alguno, a modo de acercamiento. Algunos despachos te pueden dar una cita muy lejana en el tiempo y en este caso debes valorar que quizás el despacho esté muy saturado de trabajo, lo que podría influir en tu decisión. En esta primera entrevita, deberás valorar la confianza, responsabilidad y seguridad que nos transmite ese profesional, y si verdaderamente es capaz de comprometerse eficazmente en solucionar nuestro problema.

Preguntas necesarias

Aprovecha ese primer contacto o experiencia para hacer unas cuantas preguntas de gran interés para tu elección final, que sin duda te ayudarán a apreciar si ha escuchado tus problemas de forma receptiva y si da la sensación de que es capaz de resolverlos de manera efectiva. Estas deberían ser algunas de las preguntas más importantes que le deberías plantear:

    • ¿Cuál es el coste aproximado de sus servicios?
    • ¿Existe la posibilidad de que te facturen cargos adicionales no contemplados en el presupuesto inicial?
    • ¿Cómo va a facturar y con que periodicidad?
    • ¿Tiene experiencia en casos similares?
    • ¿Existen varias vías para resolver el caso?
    • ¿En cuánto tiempo se puede resolver el asunto?
    • ¿Es recomendable un proceso de mediación o arbitraje para mi caso?
    • ¿Cómo me mantendrá al tanto de la evolución del procedimiento?
    • En caso de que sea un despacho con varios abogados, ¿cuál de ellos se va encargar de mi problema?

Después de valorar adecuadamente todos los puntos propuestos en este artículo, deberías de disponer ya de suficientes datos como para poder elegir un buen abogado que te asesore. Si quieres iniciar en este momento la búsqueda de un abogado puedes hacerlo de forma sencilla y ágil a través de nuestro directorio de abogados.