Consejos legales para autónomos para ahorrar dinero facturando igual

0
1176

Es obvio que no son pocos los autónomos que buscan la manera de conseguir ahorrar dinero en los diferentes pagos que han de realizarse tanto en Hacienda como en la Seguridad Social. Y es que si nos pusiéramos a calcular todo el dinero que han de pagar los autónomos a ambas administraciones públicas el resultado final sería verdaderamente triste.

Trabajar horas y horas diariamente para que casi la mitad del dinero recaudado pase a manos de estas administraciones públicas puede llegar a resultar aflictivo y desesperante para la gran mayoría de autónomos que buscan poder ganarse la vida de la mejor manera posible y a quienes ya les suele costar bastante poder mantenerse a flote.

Es precisamente por este motivo que queremos mostrarte una serie de trucos o consejos totalmente legales que te permitirán ganar más dinero facturando la misma cantidad de dinero cada mes. Conociendo los diferentes recovecos legales, fórmulas fiscales o ayudas oficiales existentes se puede conseguir ahorrar una buena suma de dinero.

Principales consejos legales para ganar más facturando lo mismo

Si eres trabajador autónomo y estás cansado de pagar y pagar, y ver cómo todo el dinero que ganas desaparece de tus bolsillos, entonces te recomendamos que tengas presente los siguientes consejos legales para ahorrar dinero a la hora de pagar a Hacienda y a la Seguridad Social:

Si dispones de un seguro de salud puedes reducir hasta un máximo de 4.500 Euros tu base imponible según la inversión realizada. En otras palabras, se trata de un gasto deducible. También es posible deducirse los planes de pensiones privados en función de las aportaciones o contribuciones.

Si tienes facturas impagadas por tus clientes tienes al menos la posibilidad de recuperar el IVA de estas, sin ningún coste añadido para ti y pudiendo obtener liquidez. Para ello será necesario que presentes una factura rectificativa ante la Hacienda si el deudor es un autónomo o una empresa. Para ello deberán haber pasado un mínimo de seis meses y deberás anular la factura original y hacer llegar a Hacienda la correspondiente factura rectificativa

Dedúcete todos aquellos gastos que hayas tenido, incluso aquellos que se hayan producido antes de comenzar con tu actividad profesional. Podrás solicitar el alta a Hacienda solamente a efectos de IVA e IRPF, aunque aún no te encuentres operativo y no seas autónomo.

Si trabajas en casa otra interesante alternativa a tu alcance es que te deduzcas los gastos del hogar como, por ejemplo, cuotas de comunidad de propietarios o IBI, suministros (agua, luz, etc.), amortizaciones de hipoteca, entre otros gastos derivados de la actividad profesional llevada a cabo desde el hogar.

Si como trabajador autónomo facturas más de 40.000 Euros, posiblemente te resulte mucho más rentable fiscalmente convertirte en una Sociedad.
Si por el contrario tienes pocos ingresos o bien estás empezando como autónomo, puede resultar de tu interés hacer uso de los conocidos servicios grupales de facturación.

En aquellos periodos de inactividad se recomienda reducir la cuota o bien directamente darse de baja. Ello es muy aconsejable en sectores como el turístico, donde hay épocas en las que se factura mucho y en otras donde no existe apenas actividad.

En el caso de que tributes en estimación directa en el IRPF tendrás la posibilidad de deducirte el IVA de aquellos gastos que se encuentren relacionados directamente con la actividad como local/oficina, teléfono móvil, gastos de viaje y representación, vehículo particular, etc.

Si estás pensando en contratar a un trabajador, es interesante que valores la posibilidad de que sea un familiar, ya que esta acción se encuentra bonificada. En el caso de no contar con ningún familiar al que poder contratar, también cuentas con la opción de contratar a un menor de 30 años inscrito en la Oficina de Empleo o bien a un mayor de 45 años en un nuevo proyecto.

Si eres trabajador autónomo no pierdas detalle de estas recomendaciones ya que te pueden ayudar a ahorrar una importante suma de dinero facturando la misma cantidad cada mes. Recuerda que conocer este tipo de trucos legales es clave para evitar pagar de más. En determinados casos se podría valorar la posibilidad de convertirse en un empresario individual de responsabilidad limitada.