¿Cuáles son las causas de despido? ¿Por qué me pueden despedir de una empresa?

0
7087

No es objeto de este artículo, el opinar sobre el mayor o menor acierto de la última reforma laboral, ni valorar en qué posición se encuentra el trabajador medio de este país en el momento actual; no es objeto de este artículo analizar la posible situación de indefensión o no de muchos trabajadores españoles. Simplemente, analizaremos de forma breve y concisa cuáles son las causas de despido que se articulan dentro de la legalidad vigente, y qué razones podrían esgrimir tus jefes para despedirte.

En la actualidad existen dos clases de despidos, cada uno con sus causas particulares: el despido disciplinario y el despido por causas objetivas.

¿Cuáles son las causas de despido?Despido disciplinario

Como su nombre indica, este despido procede cuando hay un incumplimiento grave del cual es culpable el trabajador. Los incumplimientos contractuales, que por ende son causa de despido del trabajador, son los siguientes:

  • Todo tipo de ofensa verbal o física al empresario, a los compañeros de trabajo o a los familiares que conviven con ellos
  • Violación de la buena fe contractual: Se trata de la típica transgresión al tratar mal los clientes, revelar los secretos a compañías rivales, por lo general es una causa de tipo abierto que sirve para que el empresario deje de contar con un empleado molesto.
  • Faltas de asistencia al lugar de trabajo de forma repetida y además injustificadas.
  • El estado de embriaguez o toxicomanía de manera habitual con perjuicio de las labores que el empleado desempeña en el trabajo.
  • La desobediencia o indisciplina del trabajador en el lugar de trabajo, la cual debe ser grave e injustificada.

Despidos por causas de tipo objetivo

Los despidos que se invoquen bajo el amparo de una causa objetiva requieren un preaviso de un mes de antelación al trabajador, el cual debe hacerse por escrito y especificando las causas por las cuales se realiza. Estas son las causas de despido objetivas:

  • Ausencia laboral no justificada: También conocida como “absentismo laboral”.
  • Necesidad del empresario de amortizar puestos de trabajo: Es uno de los argumentos más usados por el empresario, ya sea por motivos técnicos, económicos, de producción o simplemente organizativos. En estos casos debe acreditar su necesidad de disminuir costes para que el negocio continúe adelante y que el despido realmente represente un ahorro para la empresa. Muchos colectivos sociales y una parte de la sociedad, ven en este punto un coladero que fomenta la indefensión real del trabajador.
  • Ineptitud por parte del trabajador: Es una causa que rara vez se usa hoy en día debido a la dificultad para probarla, generalmente acuden a ella los empresarios que no saben cómo despedir a un trabajador que no quieren tener en su negocio.
  • Carencia de adaptación a las modificaciones: Es el caso en el cual el trabajador no aprende o le falta aprendizaje de innovaciones técnicas esenciales y razonables para su trabajo. Para invocar esta causa, deben haber pasado más de dos meses desde su inserción.

 Despidos improcedentes

Para terminar, hablaremos de una figura importante en materia laboral, los despidos improcedentes. Todo lo comentado anteriormente, conllevaría, de acuerdo con la legislación vigente, lo que se conoce como un despido procedente. En cambio, cuando una empresa despide a un trabajador que ha realizado bien su trabajo, de acuerdo a lo que se le pedía por contrato y no ha incumplido ninguna de las normas, ni cometido  alguno de los casos vistos en párrafos anteriores, podemos decir que se está llevando a cabo un despido improcedente. En este caso, si se iniciase el procedimiento legal y se llegase a tal conclusión, la empresa debería indemnizar al trabajador de la forma y en las condiciones que la ley prevé.

Si te encuentras en esta situación; si te han presentado una carta de despido y no estás de acuerdo con los términos o quieres consultar con un abogado la posible reclamación judicial, puedes dejar constancia de tu disconformidad en ese documento que te presentan, escribiendo “no conforme” al firmar. Se trata de un tema serio, por lo que, como siempre, te aconsejamos el asesoramiento por parte de un profesional del ámbito legal.