Cuando el IVA no aplica

0
898

El impuesto del IVA es aquel “…tributo de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo y grava, en la forma y condiciones previstas en esta Ley, las siguientes operaciones: las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por empresarios o profesionales, las adquisiciones intracomunitarias de bienes y las importaciones de bienes” (art. 1 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido), a la vez que es uno de los tributos que mayor impacto tiene entre todos los ciudadanos y ciudadanas, siendo entonces este uno de los tributos más importantes a conocer, hoy veremos aquí sus exenciones.

En este artículo vamos a desgranar algunas de las operaciones exentas de aplicar este tributo, pero destáquese que las mismas se focalizarán en el punto que a un mayor número de ciudadanos y ciudadanas afecta e incumbe, es decir, al punto que atañe a las exenciones en operaciones interiores (reguladas por el artículo 20 de la Ley del IVA) sin entrar a profundizar sobre otras operaciones que también puedan resultar exentas (como las exportaciones de bienes en los supuestos determinados, etc.) que atañen a ámbitos más concretos y que se desgranan en el mismo articulado de la Ley.

Cabe decir también que las exenciones aquí comentadas no son un listado exhaustivo y detallado de las mismas, sino que son un enfoque general, unas pautas generales que exponen algunos de los supuestos en los que dicha exención resulta de aplicación.

Casos concretos de exención

Adentrándonos ahora sí en los supuestos concretos de exención de este tributo en las operaciones interiores vemos que la misma determina distintos casos en los que tal exención es así.

Por ejemplo uno de los primeros casos en los que la vigente ley del IVA declara que el mismo resulta exento es en el supuesto de “las prestaciones de servicios y las entregas de bienes accesorias a ellas que constituyan el servicio postal universal siempre que sean realizadas por el operador u operadores que se comprometen a prestar todo o parte del mismo” (art.20.1.1).

Del mismo modo la ley también declara exentas las operaciones realizadas en el ámbito de los servicios de hospitalización y asistencia sanitaria (con las debidas excepciones establecidas y en base a lo establecido por ley).

Del mismo modo también cabe señalar muchos otros supuestos en los que la ley establece la exención, entre los mismos se puede destacar:

  •  Las prestaciones de servicios relacionados con la asistencia social que marca la ley.
  • Los servicios legalmente establecidos relacionados con la educación a la infancia y la juventud. En este marco de la educación también se encuentran encuadradas como exentas las clases realizadas a título particular por personas físicas siempre y cuando en las mismas se impartan materias incluidas en cualquier plan de estudios.
  • Los servicios prestados a personas físicas que practiquen deporte o realicen actividad física. Entendiendo siempre que tales servicios deben de ser prestados por las siguientes entidades: entidades de derecho público, federaciones deportivas, Comité Olímpico Español, Comité Paralímpico Español y entidades o establecimientos deportivos privados de carácter social. Del mismo modo cabe entender en este punto que la exención no se extiende a los espectáculos deportivos.
  • La prestación de servicios de determinados elementos culturales (bibliotecas, museos, galerías de arte, etc.), según lo legalmente establecido.
  • Determinadas operaciones financieras.
  • Las loterías y apuestas según lo que marca la ley
  • La entrega de terrenos rústicos no edificables y otros supuestos. Así como los arrendamientos que tenga consideración de servicio.

Cambios en la ley

Finalmente, debe señalarse que la Ley del IVA es una de las leyes que mayores transformaciones está sufriendo en los últimos tiempos debido a la situación socioeconómica en la que se ha encontrado sumergido el país y con el fin de adecuarla a los tiempos y a las necesidades y realidad actual, así como a la declarada voluntad reformista del actual gobierno español.

Con ello se quiere manifestar que muchos de los preceptos de la mencionada ley se verán alterados pues la misma por ejemplo el 1 de enero del 2014 verá modificados muchos de sus apartados con la nueva legislación que entonces será vigente. Pero también cabe decir que a grandes rasgos y concretamente en el apartado de los puntos que aquí nos hemos referido sobre las operaciones interiores exentas de IVA la misma no sufre grandes alteraciones por lo que el corazón de la misma seguirá latiendo del mismo modo que hasta ahora, y lo aquí dicho en esencia en pie.