Derecho a la pensión de viudedad tras el divorcio

0
1108

Todo aquello concerniente a las prestaciones de la Seguridad Social en general y, más concretamente todo aquello lo relacionado con las pensiones de viudedad de aquellas personas que se han divorciado, suscita una gran cantidad de dudas.

¿Se tiene derecho a la pensión de viudedad en caso de que los conyugues ya se hayan divorciado? Y, en caso afirmativo, ¿deben cumplirse alguna serie de requisitos? Vamos a dar respuesta a las preguntas anteriores en el presente artículo.

La respuesta rápida a las cuestiones anterior se responde con un sí. Sí que pueden haberse divorciado las personas y tener derecho a la pensión de viudedad. Pueden tener derecho a dicha pensión, pero dicho derecho no resulta ilimitado y tiene unos condicionantes importantes, por todo ello conviene adentrarse a analizar de una forma mucho más profunda la concurrencia de la pensión de viudedad con la pensión de persona divorciada.

Se puede acceder a la pensión de viudedad, aun y cuando las personas se hayan divorciado con anterioridad al momento que da a nacer (el fallecimiento) el derecho a percibir una pensión de viudedad, pero para que ello pueda ser así deben cumplirse una serie de requisitos.

pensión de viudedad tras el divorcio

Los preceptos básicos que deben cumplirse para poder acceder a la pensión de viudedad aún y tratándose de personas que ya se habían divorciado es que la persona que va a percibir dicha pensión no se haya vuelto a casar ni resulte registrada como pareja de hecho con otra persona y que esté percibiendo la pensión compensatoria del conyugue del cual se había divorciado y del cual espera ahora obtener el derecho a la pensión de viudedad.

Tal y como se ha expresado en el párrafo anterior, los preceptos básicos son los anteriores, pero también tienen sus matices y particularidades. Y tiene sus matices y particularidades pues por ejemplo no resultará necesario que la persona aspirante al derecho a percibir la prestación de viudedad esté percibiendo la pensión compensatoria siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos.

Así, no resultará necesario que se cumpla el requisito de estar percibiendo la pensión compensatoria para empezar a cobrar la prestación de viudedad en el momento en el que cesa el momento de percibir el derecho de la primera por fallecimiento de la parte en, por ejemplo, el caso que entre el momento del divorcio o de la separación judicial efectiva y el momento del fallecimiento no hayan transcurrido más de 10 años, además en este caso el matrimonio deberá haber durado más de 10 años y existir hijos en común o la parte beneficiaria tener más de 50 años en el momento del fallecimiento de la parte causante del nacimiento del derecho a percibir la percepción.

Tampoco deberán estar percibiendo pensión de compensación para poder recibir la pensión de viudedad aquellas personas que se divorciaron o separaron legalmente antes del primero de enero del año 2008, que tengan más de 65 años, no tengan derecho a pensión pública y siempre y cuando el matrimonio hubiese durado un periodo mínimo de 15 años.