Derechos de los profesores

0
522

El profesorado juega un papel fundamental en el desarrollo de cualquier sociedad. Una sociedad con un nivel educativo elevado es un país avanzado y para tener un nivel educativo elevado se debe disponer de un profesorado preparado, cualificado y con autoridad, siendo de especial interés la clara determinación de los derechos de los profesores.

La autoridad y funciones que tienen los profesores y profesoras emana directamente de la Constitución Española, pues la misma establece en su artículo 27 el derecho fundamental a la educación. Teniendo presente que tan sólo con un buen nivel de profesorado se podrá conseguir cumplir con ese derecho consagrado en la Constitución, es obvio que en la autoridad del profesorado se encuentra uno de los puntos nucleares de todo el sistema educativo.

Los profesores en el desarrollo de sus funciones tienen una alta responsabilidad, una alta responsabilidad y unos deberes que cumplir, pero a la vez -evidentemente- también tienen unos derechos que pueden y deben ejercer. Veamos en las siguientes líneas algunos de los derechos principales del profesorado de un centro educativo regulado.

Uno de los principales derechos que tiene un profesor o profesora es el derecho al respeto, el derecho a ser respetado. Obviamente, el derecho al respecto es un derecho inherente a la persona en general, no sólo a los profesores, pero sin duda -dada la autoridad y la responsabilidad que los mismos tienen conferida- el derecho al respecto que tiene cualquier profesor y profesora resulta sumamente importante.

Tal derecho al respeto va acompañado al derecho a ser reconocido tanto dentro de la misma comunidad educativa como por el conjunto de la sociedad por la labor educativa que el mismo o la misma realiza.

A nivel interno del centro escolar donde opera y de la comunidad educativa a la que pertenece, cualquier profesor y profesora tiene derecho a que las indicaciones y directrices que estos imparten dentro del marco del plan y de las normas de convivencia, que en el seno escolar se encuentran establecidas, sean seguidas.

En aras de poder garantizar la convivencia en el centro escolar el profesorado tiene derecho a recibir el apoyo del conjunto de la comunidad educativa, todo ello con la finalidad de mejorar el clima convivencial y trabajar en pro de la integración del conjunto del alumnado.

La autonomía en la toma de decisiones es otra de las facultades, otro de los derechos que el profesorado tiene conferido. Tal derecho y atribución alcanza tanto a todo lo que le compete en el mercado de las actividades lectivas que realiza, pero también a todo lo que tiene encomendado profesionalmente dentro de las actividades extraescolares o complementarias que puedan existir.

Por supuesto, aunque lamentablemente muchas veces pueda no parecer tan obvio, todo profesor y profesora tiene derecho a que su integridad física y moral sea respetada, así como que el clima en el que imparte su actividad resulte adecuado.

También indicar que la participación orgánica en el centro educativo y la expresión de su opinión también son derechos que tiene conferidos, así como también tiene el derecho a recibir asistencia jurídica para los casos que emanen del ejercicio de sus funciones según figure establecido normativamente.