El Contrato de Franquicia

0
162

Sin duda el denominado contrato de franquicia es la espina dorsal que regula todos los aspectos jurídicos y empresariales entre franquiciador y franquiciado, entendiendo como franquiciador el empresario que ostenta el negocio principal o inicial y, por franquiciado, el que adquiere la facultad de explotar la idea del negocio primigenio siguiendo las pautas, instrucciones y directrices que le da el franquiciador.

Por ello, conviene estar al día de lo que comporta en el ámbito obligacional, incluidas las obligaciones de naturaleza financiera, la suscripción de un contrato de franquicia ya que marcará sobremanera el devenir de la realación empresarial.

Definición del Contrato de Franquicia

Contrato mercantil que recoge los derechos y obligaciones de franquiciador y franquiciado.

En el mismo el franquiciador otorga al denominado franquiciado el derecho a realizar una actividad de índole comercial, teniendo como cobertura la red de negocios en franquicia del primero.

Así, el franquiciador permite que el franquiciado la venta de determinados productos o servicios por cuenta y riesgo del propio franquiciado.

Por su parte, el franquiciado, a cambio de una remuneración periódica al franquiciador llamada cánon o royalty, adquiere el derecho de utilizar la marca y nombre comercial del franquiciador, tiene acceso y se lo forma en el método empresarial y el denominado know-how (conocimiento y experiencia adquirida del proceso comercial) del franquiciador.

Por supuesto, dada la extraordinaria importancia de este contrato, resulta imprescindible recibir un adecuado asesoramiento profesional en derecho mercantil de forma previa a su formalización.

Definición del Precontrato de Franquicia

El precontrato de franquicia, también conocido como precontrato, contrato de reserva, opción de compra o acuerdo de intención es, en esencia, una suerte de opción de adquisición preferente de la franquicia a futuro, concedido por el franquiciador al potencial franquiciado.

Este acuerdo previo permite a ambas partes realizar ciertas operaciones y análisis, a los efectos de determinar si les interesa, a ambos, la futura relación en régimen de franquicia.

Contrato de franquicia

Marco Legal del Contrato de Franquicia

No existe en nuestro Ordenamiento Jurídico una específica ley de franquicia.

Esto no obstante sí existe un compendio de legislación a la que las partes tienen obligación de someterse.

Sumariamente, las normas que regulan la figura jurídica de la franquicia son las que siguen;

  • En el marco del Derecho Comunitario, el Código Deontológico Europeo de la Franquicia y el Reglamento 4087/88 de la Unión Europea.
  • En el plano del Derecho Nacional, la Ley 7/1996, de 15 de enero, del Comercio Minorista, el Real Decreto 201/2010, de 26 de febrero, por el que se regula el ejercicio de la actividad comercial en régimen de franquicia y la comunicación de datos al Registro de Franquiciadores, y diversa normativa relativa a específicos sectores de actividad.

Clases de Contratos de Franquicia

De acuerdo al criterio establecido por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, los contratos de franquicia se clasifican en:

  • Contratos de franquicia industrial o de producción, en los que el franquiciado fabrica por si mismo idénticos productos a los que fabrica el franquiciador.
  • Contratos de franquicia comercial o de distribución, en la que el franquiciado tiene únicamente el derecho a vender determinados productos en una tienda con los signos distintivos del franquiciador.
  • Franquicia empresarial o de servicios, en la que el franquiciado adquiere el derecho a prestar los mismos servicios que el franquiciador, todo ello bajo el mismo nombre comercial o marque del franquiciador, siempre cumpliendo las instrucciones de este último.

Puntos Esenciales de un Contrato de Franquicia

Los puntos básicos de un contrato de franquicia son los siguientes:

  • Derechos y deberes del Franquiciador.
  • Derechos y deberes del Franquiciado.
  • Bienes y/o servicios que se van a proporcionar al Franquiciado.
  • Duración del contrato, fijada de manera que permita al Franquiciado amortizar las inversiones específicas de la franquicia.
  • Condiciones de renovación y/o prórroga del contrato, en su caso.
  • Posibilidades en que podrá realizarse la cesión o transferencia de los derechos derivados del contrato y las condiciones de prioridad del Franquiciador.
  • Forma de uso por el Franquiciado de los símbolos pertenecientes al Franquiciador, como pudieran ser el distintivo, marca, marca de servicio, logotipo y todos los demás símbolos característicos.
  • Derecho del Franquiciador de hacer evolucionar su concepto de franquicia.
  • Cláusulas de rescisión del contrato.
  • Cláusulas que prevean la recuperación, por el Franquiciador, de cualquier elemento material o inmaterial que le pertenezca en caso de finalización del contrato antes del plazo inicialmente previsto.

Como se puede observar, el contrato de franquicia, es la clave esencial de la relación entre franquiciador y franquiciado.

Duración de un Contrato de Franquicia

La duración de un contrato de franquicia queda al libre arbitrio de las partes, si bien normalmente suele acordarse un término variable entre cinco y diez años, debiendo asimismo establecer la posibilidad o no de renovación y/o su prórroga.

En la práctica y para contratos de duración inferior a diez años, se suele establecer una prórroga automática, si bien, no es obligatorio. En contratos con mayor vigencia de, por ejemplo, veinte años, no suele acordarse renovación ni prórroga.

Una otra opción en cuanto a la vigencia es fijar que la misma exista en el tráfico por tiemplo indefinido. En este caso cabe denuncia unilateral del contrato para ambas partes.

Finalización de un Contrato de Franquicia

La finalización o extinción de un contrato de franquicia puede deberse a, entre otras, causas que siguen:

  • Por voluntad expresa de las partes.
  • Terminación del contrato una vez transcurrido el tiempo por el que, en su caso, se acordó la duración del mismo.
  • Resolución unilateral por una de las partes contratantes.
  • Denuncia de una de las partes del incumplimiento de las obligaciones contractuales por parte de la contraparte.
  • Circunstancias sobrevenidas que afecten a la capacidad y personalidad de las partes y que afecten al objeto del negocio jurídico.

Por cuanto antecede y siendo, como veíamos que, el contrato de franquicia es el que regirá la relación entre las partes durante muchos años es, extremadamente importante, negociar y fijar con exactitud los términos de todas y cada de las cláusulas antes de firmar el contrato.

Por ello, en todo caso, le recomendamos consultar, siempre, con expertos en la materia que, a la larga, le van a ahorrar mucho dinero y muchos quebraderos de cabeza.