El derecho de visitas y comunicaciones

0
731

Cuando se produce una separación o un divorcio en el que existen hijos comunes hay que regular el derecho de visitas y comunicaciones. El cónyuge al que no ha sido entregada la guardia y custodia de los hijos (también se puede hablar de incapacitados)  le corresponde un derecho de visita física y un derecho de comunicación ya sea vía telefónica o por correo.

Lo que van a durar estas visitas y comunicaciones y cuándo se tienen que producir es algo que tiene que quedar regulado en la sentencia de separación y divorcio, aunque siempre se podrá acudir a la vía judicial para el caso de que quieran modificarse.

derecho de visitas y comunicacionesLo cierto es que lo mejor para los menores es que los padres lleguen a un acuerdo de cómo se van a producir estas visitas, ya que en el caso de que no se acuerde nada es cuando el proceso se alargará y el menor será el más perjudicado.

Aun así, lo más común es que el padre al que no se le ha atribuido la guardia y custodia tenga estos derechos los fines de semana alternos y la mitad de las vacaciones.  Claro está que si se trata de recién nacidos que todavía necesitan de lactancia este derecho se limitara a alguna tarde sin que pueda llevárselo el fin de semana.

Por lo tanto existe el derecho de que estas comunicaciones y visitas puedan modificarse o incluso llegar a suspenderse por determinados casos, en estos supuestos habrá que acudir de nuevo a la vía judicial y acordar las nuevas medidas siempre pensando en no causar un perjuicio a los menores o incapaces.

Cuando tratamos este tema y debido a su complejidad, es necesario acudir al asesoramiento de un abogado de familia que nos aconseje cual será la mejor solución.

En estos casos, la Ley se establece siempre atendiendo a las consideraciones que beneficien en primera instancia a los menores.