El divorcio express

0
2188

¿Estás decidido a divorciarte? Si este es tu caso, si estás empezando a informarte sobre los trámites, debes conocer qué es el divorcio express.

Esta es una buena opción, si tu divorcio se lleva a cabo de manera amistosa. Es viable en España desde el 2005 y no es necesario presentar causas para la misma. Otra importante novedad es que ya no es necesaria la separación previa antes del divorcio.

Para llevar a cabo este procedimiento, necesitarás contratar un abogado y un procurador.

Una de las principales ventajas del mismo, como su propio nombre indica, es la rapidez del procedimiento. Una vez presentada la demanda de divorcio, el mismo puede estar disuelto a los pocos meses. Además, este tipo de divorcio se relaciona con Internet, pues los trámites y la gestión del divorcio se pueden llevar a cabo a través de la Red. El contacto con el profesional puede llevarse a cabo a través del teléfono o incluso a través del correo electrónico, lo que simplifica enormemente un procedimiento que es, a todas luces, ciertamente incómodo y desagradable aún siendo de mutuo acuerdo y amistoso.

Existen profesionales especializados en la materia, que establecen por lo general unos honorarios a compartir por ambos cónyuges de entre 400 y 500 euros aproximadamente (unos 250 euros cada uno). Estos profesionales pueden tener preparado tu convenio regulador en unas 24 horas, para ello, como primer paso, tendrás que facilitarle los datos que te soliciten. Solo tendremos que firmar el mismo y finalmente ratificarlo en el juzgado. Esta es otra de sus ventajas, la comodidad del proceso.

El Convenio Regulador es el documento en el que quedarán fijadas las condiciones que regularán la disolución del matrimonio. En caso de necesidad, regulará todo lo referente a pensión alimenticia, compensatoria, en caso de que haya hijos, del régimen de visitas, reparto de bienes, vivienda, etc., todo ello, como hemos remarcado anteriormente, de forma amistosa y mutuo acuerdo. En caso de que no se llegue a tal acuerdo, el procedimiento ya no se podrá realizar en este sentido, sino que hablamos de un proceso mucho más arduo y pesado además de dilatado en el tiempo: lo que comúnmente se ha venido denominando “divorciarse por las malas”. Esta última forma reporta bastantes más gastos, tensiones, pérdida de tiempo, etc.

El caso más sencillo de resolver es aquel divorcio express en el que no median hijos, ni repartos de bienes o pensiones compensatorias. La duración del proceso dependerá en gran medida de la carga de trabajo del Juzgado encargado del caso o de la posibilidad que tenga de celebrar juicios rápidos para los procedimientos de mutuo acuerdo (en este último caso, el tiempo de espera puede bajar de los dos meses hasta los 15 días).

Condiciones necesarias para la solicitud del divorcio express

Esta modalidad puede ser solicitada por cualquier de los cónyuges, siempre que se trate de un divorcio amistoso, esto es, que sea de mutuo acuerdo y siempre que hayan transcurrido al menos tres meses desde la celebración del enlace matrimonial.

Tendremos que preparar como documentación, el certificado literal de matrimonio, el certificado de nacimiento de los hijos (Registro Civil), en caso de haberlos, y los certificados de empadronamiento de ambos cónyuges (Ayuntamiento).

Los pasos a seguir

En primer lugar, como decíamos antes, tendrás que facilitar los datos pertinentes a tu abogado para que pueda redactar el Convenio Regulador que deben firmar ambos cónyuges. A continuación se presenta la Demanda junto al Convenio Regulador. Los Cónyuges ratificarán lo anterior en el Juzgado y finalmente se dicta la Sentencia. Como vemos, no presenta mayor complicación, y puede simplificar bastante un doloroso proceso que hace tiempo se tornaba de gran complejidad.

Si deseas leer más sobre el tema, pincha aquí.