El marketing y los gestores

0
1556

Permítase empezar este artículo con una redundancia, la gestión de los negocios de los gestores ha cambiado mucho en estos años, y las estrategias de marketing para dar a conocer y ofrecer sus servicios cada vez difieren más de las de tan solo unos lustros.

En la actualidad, el gestor ya no tan solo debe de lidiar con una cada vez más cambiante y novedosa realidad legislativa, sino que además debe de lidiar con una profunda transformación tecnológica que cambia todas las esferas del negocio, también las que le posicionan en el mercado.

El gestor actual

El gestor actual lejos está de aquel profesional burocrático y de enfoque clásico; el gestor actual debe utilizar todas las herramientas digitales que existen, debe prestar un servicio moderno y actual, un servicio altamente profesional para que el cliente siga confiando en sus servicios y eso el gestor debe saber venderlo.

El márketing y los gestoresCada vez es más habitual encontrarse con gestorías online que administran y tramitan los servicios de sus clientes exclusivamente de forma online, sin importar su ubicación geográfica, y sin importar horarios ni días de la semana en los que nos encontramos. Cada vez es más habitual encontrar gestores independientes que tienen clientes que gestionan de forma online y que ni conocen en persona, y cada vez es más habitual que incluso en el caso de los gestores y gestorías que siguen funcionando con el modelo clásico estos dispongan de herramientas y de medios de relación con los clientes que difieren de los de antaño. Todos ellos, de una forma diferente, y ofreciendo lo mismo en el fondo pero difiriendo en las formas, deben de saber ofrecerlo adecuadamente.

 Cada perfil un sistema

Cada perfil de gestor y de gestoría debe de saber perfilar su estrategia de marketing en base ya no solo a qué cliente se dirige, que por supuesto también, ni tan siquiera a la misma imagen que quiere transmitir la gestoría o el gestor, que obviamente también, sino que cualquier estrategia de marketing actual destinada a posicionarnos en el mercado y vender nuestros servicios como gestores, debe de ir basada en la premisa básica del “cómo”, es decir, de la forma en la que prestamos nuestros servicios.

Así, por ejemplo, un gestor o una gestoría que solo quiera prestar sus servicios online y base su plataforma de operaciones en el modelo completamente a distancia, deberá fundamentar casi la totalidad de su estrategia de marketing en el canal online, deberá canalizar todos sus esfuerzos publicitarios y de darse a conocer, de relacionarse casi exclusivamente por Internet y, además de todo ello, deberá canalizar sus esfuerzos en dar una imagen moderna, de fiabilidad profesional y tecnológica, todo ello con el fin de captar el cliente al que se dirige.

Muy parecido al caso anterior será el caso del gestor independiente, del freelance; en este caso el ámbito online deberá de ser su marco referencial aunque también deberá cuidar el “cara a cara”, el que le conozcan en su ciudad, etc., si desea darse a conocer presencialmente.

En el caso del modelo tradicional del gestor / gestoría, es decir, en el modelo de un local a pie de calle destinado sobre todo a dar servicio a los clientes locales, decir que hoy en día el cuidado por la presencia en Internet y por el darse a conocer y lograr una reputación por esos medios también es sumamente importante para estos, y mal harán quienes no lo vean así y piensen que eso ni les va ni les atañe, que a para ellos su clientela es la de los alrededores de la oficina y poco más. Pues si bien es cierto que para este tipo de negocios, la clientela local de los alrededores será su esencia, también lo es que en un entorno cada vez más global, menos localizado y cambiante se debe estar adaptado y preparado, y sobre todo capacitado para dar todo tipo de respuesta y para que se nos conozca en todos los ámbitos es necesario e imprescindible adaptarnos a las nuevas tendencias profesionales. Sin que ello quite que obviamente este tipo de servicio también deberá apostar, y mucho, por la cercanía con los clientes, por métodos quizá más tradicionales del marketing y de la publicidad para contactar y para relacionarse con sus clientes.