Entrevista a Jesús P. López Pelaz, Director de AbogadoAmigo.com

0
1710

Hoy tenemos el placer de compartir con nuestros lectores una interesante entrevista con Jesús P. López Pelaz, Director de AbogadoAmigo.com . Se hace especialmente interesante, ya que comparte y defiende con determinación su visión sobre el abogado del pasado, presente y futuro, y como las nuevas tecnologías e Internet nos hacen recapacitar sobre el futuro de la profesión, que en los últimos años ha experimentado cambios importantes (y los que están por venir).

 

En primer lugar, una pregunta sobre sus inicios ¿cómo se decidió a iniciarse en el mundo jurídico? ¿alguna persona en especial influyó en su decisión?

El Derecho como regulación social siempre me fascinó y, a pesar de no tener referentes cercanos en este mundo, tuve clara mi motivación. ¿A quien no le resulta apasionante la Ley?

¿Con respecto a su página web/blog, qué le motivo a comenzar con este emprendimiento?

www.abogadoamigo.com nació como elemento necesario para conectar el trabajo de mi Bufete al mundo. No podría entender un bufete cerrado que no ofreciera información y recursos en el medio digital. La excelencia pasa por contribuir a la sociedad.

¿Cuál es el tipo de cliente/usuario de su página web/blog? ¿Cuáles son sus motivaciones?

Nuestro blog va dirigido a usuarios finales sin necesaria formación jurídica. Intenta ser una fuente de información accesible y comprensible a cualquier internauta. Si el ciudadano conoce el Derecho podrá comprender mejor la función y necesidad de los profesionales jurídicos y valorar su buen hacer en defensa de sus legítimos intereses. El conocimiento cerrado en bibliotecas y monopolizado por unos pocos ha muerto.AbogadoAmigo

¿Qué opinión le merecen las nuevas tecnologías e Internet para los profesionales jurídicos?

Estoy convencido de que hemos cambiado de ecosistema en los negocios (también en el del Derecho): Ya no es mejor abogado el que se encierra en su despacho a atender a sus clientes, si no aquel que comparte con la sociedad lo que ha aprendido y se involucra en la evolución del conocimiento. Internet es justamente la herramienta que nos permite democratizar ese conocimiento y ponerlo a disposición de todos los usuarios.

¿Usa las redes sociales para potenciar sus servicios y exposición en Internet?

Sí, efectivamente. Creo firmemente en las ventajas de las redes para estableces cauces de comunicación de la marca con usuarios y así poder ofrecer un producto mucho más cercano y comprensible. Uso Facebook, Twitter y LinkedIn a diario y varias más con frecuencia.

¿En su opinión cual es la mejor red social para un profesional jurídico? ¿Porqué?

En materia de redes sociales no hay ni mejor ni peor, si no mejor o peor adaptadas al mensaje que el profesional quiere trasmitir. Con carácter general LinkedIn es una red en la que el tono profesional es el más valorado. Sin embargo, en función del profesional, Facebook o Twitter pueden resultar muy interesantes.

¿Calidad o cantidad en la política de generación de contenidos?

Desde mi punto de vista es mucho mejor la Calidad. Escribir un post diario que sólo contenga una líneas de texto sólo por hecho de que debe escribirse todos los días no lo entiendo como una aportación.

¿Cuál es su opinión sobre el futuro de las profesiones del ámbito jurídico con respecto a la evolución tecnológica e Internet?

La llegada de Internet es una revolución tan importante como la llegada de la imprenta o la codificación de las leyes. Quien entienda la tecnología sabrá aprovechar los recursos que ofrece y el valor añadido que abre para todos aquellos que la asumen como herramienta.

Con la sociedad de la información no basta con saber, puesto que la información es accesible a todos, si no que es necesario ser creativo e innovar en la aplicación de esa información a la solución de los problemas concretos.

¿Cómo cree que evolucionará su profesión en los últimos años?

El profesional del Derecho deberá tener una preparación más sólida, con conocimientos más trasversales que le permitan responder de forma eficaz a situaciones cada vez más complejas.

Conocer la norma, la Ley, dejará de ser un elemento de valor puesto que cualquiera puede acceder a las fuentes. Sólo aquel que consiga tener la capacidad de integrar mejor la interpretación y aplicación de la norma podrá responder de forma eficaz a las situaciones que se planteen.

El abogado que no explicaba su criterio ha muerto. Ahora el cliente debe verse involucrado en la toma de decisión y entender el valor de la aportación del profesional.

Con respecto a las profesiones jurídicas, ¿cuál de ellas cree que tiene más margen para evolucionar?

Cuando el conocimiento de la sociedad evoluciona a la rapidez que lo hace en nuestros días, todas las profesiones tienen margen de evolución. Hay algunas en las que es evidente esa necesidad. Por ejemplo el abogado que debe incorporar conocimientos del ámbito técnico para poder dar instrucciones jurídicas a quienes deben ejecutarlas. También es interesante el ejemplo de los notarios que deben ser capaces de poner en valor su posición y no ser percibidos como un mero coste añadido, además de la actualización de la fe pública al ámbito telemático e informático para poder competir con las certificaciones electrónicas cuando de acreditar hechos informáticos se refiera.

Con el paso de los años y tras adquirir la experiencia necesaria ¿le ha decepcionado algún aspecto de su profesión? ¿ha cumplido todas sus expectativas?

Mis expectativas se cumplen cada día. Decepciones no he tenido, quizá porque incluso de las malas experiencias extraigo un valor, como pueda ser el aprendizaje.

Si pudiera hacerlo, ¿qué evitaría de su profesión?

Evitaría las tasas judiciales sin pensarlo.

Profesionalmente, ¿qué metas se ha puesto para el futuro?

Muy simple: Hacer que cada cliente de nuestro despacho se sienta el más importante.

Para los jóvenes que se están iniciando o decidiendo sobre su futuro inminente, en su opinión ¿qué características y habilidades especiales se deben tener en su profesión?

El abogado debe ser un gran orador, debe formarse en lógica y debe tener un razonamiento muy estructurado. Los juicios y negociaciones no se ganan por saber más normas que el contrario si por convencer de que la razón de su cliente es aquella que mejor se adapta a la norma.

¿Qué recomendaciones le daría a un joven que se inicia en el mundo del derecho?

Que es una profesión que conlleva profunda vocación y no es un portal de oportunidades para abrirse múltiples puertas como pasaba antes

Estudiar incansablemente, aprender constantemente, ampliar horizontes cada día y replantearse lo aprendido cada vez que vuelve a aplicarse. Es tremendamente difícil ser un excelente abogado: yo aún estoy en el camino y espero lograrlo algún día.

A los jóvenes les diría que estamos en un momento en el que la profesión antaño respetada y valorada se encuentra en un momento bastante delicado agrandado por la crisis existente y la duración de esta.

¿Qué opina sobre la Administración de Justicia en nuestro país? ¿Qué podría mejorarse?

Creo que es muy fácil criticar el funcionamiento de la Justicia en España. Sin embargo, partiendo de la gran formación de los funcionarios que conforman su espina dorsal soy optimista (quiero ser optimista) en relación al futuro. Tendríamos la Justicia que nos merecemos simplemente retribuyendo a los abogados de oficio por el trabajo que desarrollan, suprimiendo las tasas por ser una barrera de acceso a la Justicia que genera desigualdades, estableciendo una organización de procesos que permita la utilización más eficaz de los recursos y asegurando la adecuada dotación de medios que cubra las necesidades del servicio.

Desde luego la ley de tasas ha conllevado un cambio drástico, así como aquellos compañeros que están en el turno de oficio que llevan cada vez menos casos dado el cambio por la ampliación de partidos judiciales.

AbogadoAmigo

Desde LaWebLegal.com solamente nos queda darle las gracias a Jesús por compartir con nosotros y nuestros lectores sobre la visión sobre la abogacía y como se adapta a un fenómeno a escala mundial, todavía en plena expansión, como es el uso de las nuevas tecnologías, especialmente Internet.