¿Es posible divorciarse sin una causa? ¿En qué se diferencia el divorcio de la separación?

0
5059

En la actualidad, es posible divorciarse solo con el deseo de uno de los cónyuges de romper con el vínculo matrimonial sin que pueda existir oposición a dicho deseo por parte del otro cónyuge aduciendo motivos de tipo material y sin que exista la posibilidad de que el Juez deniegue la solicitud, excepto por motivos procesales.

Por lo tanto, no es necesario alegar ninguna causa para divorciarse, ya han desaparecido del ordenamiento jurídico, basta con la simple voluntad de uno de los dos esposos de no continuar con el vínculo matrimonial y así obtener el divorcio.

Para poder divorciarse deben haber pasado por lo menos tres meses desde la fecha de celebración del matrimonio. Sin embargo, no será necesario esperar este lapso de tiempo cuando se pruebe la existencia de un riesgo para la vida, integridad, libertad o indemnidad sexual del cónyuge o de los hijos.

divorcio

En estos casos, no se requiere tramitar la separación previamente, se puede acudir de forma directa al divorcio, no obstante, la separación se mantiene para los casos en que los cónyuges optan por interrumpir su matrimonio de manera temporal sin decidirse aún por la disolución definitiva.

La opción de acudir al divorcio directamente ha hecho que los divorcios representen un altísimo porcentaje de las rupturas matrimoniales en los últimos años, frente al 6,2% de las separaciones y tan sólo un 0,1% de las nulidades.

La principal diferencia existente entre separación y divorcio es que en la separación no existe una disolución del vínculo matrimonial, simplemente queda suspendido, razón por la cual no es posible contraer matrimonio con una tercera persona. La sentencia de separación pone en estado de suspensión la vida común de los cónyuges, eliminando la opción de vincular bienes del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica, sin embargo, como ya mencionamos, no se termina el vínculo matrimonial.

Leer más.