¿Es válido WhatsApp como prueba en un juicio?

0
26

WhatsApp se ha convertido en un sistema de mensajería omnipresente en nuestros días. Quien más quien menos utiliza esta aplicación de mensajería online y al respecto existen aún muchas dudas sobre si lo que en ella se dice puede ser utilizado en una prueba en un juicio. Al respecto de estas dudas vamos a intentar dar algunas respuestas en las siguientes líneas de este artículo.

Uso del whatsapp como prueba en un juicioLo primero que debe decirse es que en este artículo estamos focalizando el asunto en WhatsApp pero, en realidad, lo podríamos generalizar a cualquier otra de los sistemas de mensajería online que se encuentran en el mercado (Telegram, Viber y tantos otros que pueden encontrarse en la red).

Hace tan sólo unos años era impensable aportar como prueba en un divorcio una conversación en WhatsApp para demostrar, por ejemplo, la infidelidad del cónyuge o era impensable que a alguien se le pudiese despedir de su puesto de trabajo meramente comunicándoselo con un mensaje a través de esta aplicación de mensajería.

Hace tan sólo unos años estos ejemplos, y muchos otros, eran absolutamente impensables pero la tecnología avanza a pasos agigantados y lo que antes era impensable, luego fue improbable, posteriormente extraño pero posible y, finalmente, habitual.

En un principio, los órganos judiciales fueron muy reticentes a aceptar la poca fiabilidad que existía sobre la seguridad de este tipo de transmisiones electrónicas y, porque no decirlo, por el desconocimiento de estos sistemas por parte de unos sistemas legales que siempre van por detrás de los avances tecnológicos y de la transformación de la sociedad con estos, unos sistemas legales que van intentando adaptarse a toda prisa a los nuevos sistemas que van apareciendo.

Actualmente, las reticencias han desaparecido y las comunicaciones mediante estos sistemas de mensajería online son plenamente válidos y se reconocen como prueba válida en multitud de procedimientos y procesos judiciales de todo tipo, pero cabe mencionar que para que estos sean válidos deben cumplir unos requisitos esenciales.

En el marco ideal de los mensajes aceptados como válidos encontraríamos los SMS certificados que enviados a través de una entidad certificadora (existen muchas y muy baratas en Internet) envían esos mensajes de forma certificada, dejando claro desde el teléfono que se ha enviado a qué teléfono se ha enviado, el contenido que se ha enviado y cuándo se ha enviado.

Ese es el marco ideal y en la capacidad de demostrar que no se ha corrompido el mensaje enviado y que el mismo es auténtico y enviado por quien debe haberlo enviado y recibido por quien debe haberlo recibido es donde se encuentra la clave de la validez del mensaje o no, pero no siempre es posible certificar fácilmente esos mensajes, y ese es el caso del WhatsApp.

En el caso del WhatsApp quizás no podamos certificar el mensaje por ello, para que sea válido, es importante que conservemos el original y que enseguida que podamos lo pongamos en manos de las autoridades que correspondan para que puedan velar que el mismo no se modifica, garantizar su integridad, etc.