Hacer negocios en USA

0
1054

Hacer negocios en USA ha sido tradicionalmente fácil, y es que los Estados Unidos de América han sido y son uno de los países donde tanto su propia idiosincrasia y mentalidad, así como el enfoque de las administraciones públicas está más predispuesto a ayudar e incentivar todo tipo de emprendimientos. Por ello, uno de los puntos clave que conviene conocer son los tipos de sociedades existentes en USA, y es a este asunto a lo que vamos a dedicar este artículo.

El auge del mundo global

Cabe decir que esta necesidad de conocer sobre la forma de hacer negocios en otros países es una necesidad en auge en los últimos años, y de buen seguro que irá in crescendo en los próximos debido a disponer cada vez en mayor medida de una economía global más desarrollada, todo ello sin contar con el importante porcentaje para las economías mundiales de la bilateralidad de los negocios entre la Unión Europea y el posible acuerdo de tratado de libre comercio que pueda establecerse entre ambas potencias, lo que de buen seguro, de llegar las negociaciones a buen puerto, aún aportará mayor interés –si es posible aún un mayor interés del ya existente- por desarrollar negocios en el país norteamericano.Diferentes Sociedades en los Estados Unidos

Así, y entrando en materia, podemos empezar a decir que, sin duda, la sociedad de capitales por excelencia es la sociedad denominada “Corporation”, es decir, la corporación. La corporación vendría a ser nuestro equivalente a la Sociedad Anónima, y en el caso de las corporaciones estadounidenses existen dos modalidades de ellas bien diferenciadas. Por un lado, nos encontramos con la corporación “C” y, por otro, con la corporación “S”. En el primero de los casos estamos hablando de una sociedad en la cual la responsabilidad de los socios resulta limitada a su aportación de capital en la misma y la cual tributa a nivel federal por sus ganancias corporativas, sin perjuicio además de que cuando la misma distribuya beneficios, los socios perceptores de los mismos tributen también a nivel federal por los mismos. En el caso de la sociedad “S”, la misma obtiene transparencia fiscal por lo que no tributa por sus ganancias corporativas, resultando sólo sujetos a tributación los socios por las ganancias que obtengan individualmente.

Ahora bien, que la “Corporation” sea la sociedad de capitales por excelencia en los USA, no significa que no existan otras muy distintas modalidades, y sin duda una de las más destacadas, rabiosamente conocida, y sin duda también la más apropiada para un extranjero no residente en los Estados Unidos de América es la sociedad LLC. La sociedad LLC vendría a ser nuestro equivalente a la SL (Sociedad Limitada).

Una de las grandes ventajas de la LLC es que la misma otorga al inversor extranjero la posibilidad de serle aplicable el régimen de transparencia fiscal, lo que faculta al mismo para tributar únicamente por los beneficios que obtenga como miembro de la sociedad. Destacar que el tratamiento fiscal escogido por la sociedad se puede modificar en el IRS (el equivalente a nuestra Hacienda), pero sólo se podrá cambiar, a priori y salvo las salvedades establecidas por la ley, máximo una única vez por cada lustro, por lo que realizar un análisis previo a la constitución de la sociedad de que régimen fiscal nos interesa más, resulta absolutamente indispensable.

Sobre este tipo de sociedades destacar también que las que cuenten con una única persona no deberán presentar declaraciones fiscales a nivel societario, pues si resultan acogidas al régimen de transparencia fiscal los beneficios o pérdidas de la misma se imputan al miembro de la sociedad, no a la sociedad misma. Por supuesto, además, estas sociedades aportan plena protección sobre la limitación de responsabilidad al miembro socio de la LLC, pues del mismo modo que las SL de nuestro país, la limitación de la responsabilidad del socio o socios queda limitada al ámbito de su participación en la sociedad.

Luego, existen otros tipos de sociedades, que si bien, quizá no son tan conocidas, también resultan interesantes de conocer (tanto para saber si nos conviene escogerla, como si conviene desdeñarla por completo). Por supuesto, escoger una u otra opción, no debe tomarse a la ligera, y si deseamos realizar negocios en suelo estadounidense asesorarse adecuadamente al respecto, adaptar la realidad a nuestro caso en particular y ajustar la elección a todos los entresijos que existen al respecto resulta también más que indispensable.

Una de estas sociedades adicionales que conviene conocer es la denominada “General Partnership” (Sociedad Colectiva). Conviene conocer y hablar de esta sociedad, pero en esta ocasión, en lugar de hablar de la misma como una de las posibles sociedades a escoger si deseamos hacer negocios en los USA, estaríamos hablando de una de los tipos de sociedades que deberíamos desdeñar por completo. Y es que uno de los más importantes hándicaps de esta sociedad es que al contrario de lo que sucede con los tipos de sociedades mencionados anteriormente, con esta el socio o los socios de la misma, responden de forma ilimitada con su patrimonio por las deudas y/o responsabilidad civil de la sociedad. Este factor sin duda ha provocado que, actualmente, este tipo de sociedad, sea una sociedad de uso muy residual en USA.

Otro tipo de sociedad existente en los USA es la “Limited Partnership” (Sociedad Comanditaria). Este tipo de sociedad es una buena opción, si bien su gran similitud con las LLC y el desarrollo de estas ha provocado que, la que antaño fuera el tipo de sociedad preferida para cualquier inversión extranjera, en la actualidad haya quedado un poco relegada ante la consolidación y auge de las LLC.

Finalmente, sería necesario hablar de dos figuras, que si bien, no son sociedades de capitales en sí mismas sí que resultan extremadamente útiles de conocer para completar el mapa en la forma de dar forma a los negocios en los USA.

Así, una de las figuras a nombrar es la “Branch” (sucursal). Las sucursales no son sociedades en sí mismas, pero sí que son modelos societarios emanantes de la sociedad “madre” que registradas en el estado donde vaya a operar, responderán de forma autónoma ilimitadamente con su patrimonio por sus actividades en tal estado.

La otra figura a mencionar es la de “Sole Propiatorship” (propietario individual). El propietario individual sería la figura más cercana a lo que nosotros entendemos por autónomo.