La importancia de las nuevas tecnologías para los gestores

0
1402

El ámbito de los gestores y de las gestorías es uno de esos ámbitos que se podría denominar como de “negocios tradicionales” que se ha visto impactado enormemente por las nuevas tecnologías, y en su caso lo ha hecho tanto en modelo de negocio como en la forma de prestar el servicio a los clientes, como en los mismos procesos internos de cada gestoría.

La gestoría online

En el primer punto que se debe incidir es en la transformación que han supuesto las nuevas tecnologías para el modelo de negocio de los gestores y de las gestorías. En general esta transformación ha afectado directamente al mismo modelo de negocio de la compañía, a la estructura y a la forma de desarrollarse este tipo de profesionales y de sus empresas, es decir, ha modificado directamente a la línea de flotación del modelo tradicional para derivarlo a un nuevo modelo de negocio que remodela sustancialmente el negocio de los gestores, dando lugar a las gestorías online.

Evidentemente la mera función de “gestionar” como podríamos decir a grandes rasgos no difiere de la de antaño, pues lo de hacer las funciones es hacer las funciones y punto, otra cosa es como se prestan los servicios para desarrollar esas gestiones y el mismo proceso de desarrollo de las mismas.

Otro de los puntos esenciales que también conviene destacar es que si bien el sector está sufriendo profundos cambios y vive una convulsión interna con la aparición de nuevos actores en el sector que prestan los servicios de forma completamente online, sin barreras geográficas y ofreciendo unas tarifas diferentes a las que nos tenían acostumbrados las gestorías tradicionales, también lo es que la gestoría tradicional para nada está muerta, y que como mínimo por el momento estos dos modelos de negocio parecen tener una larga vida asegurada.

Gestorías onlineDicho de otro modo lo anterior, existen negocios (como por ejemplo el de la música u otros) en los que la aparición y consolidación de Internet y otras tecnologías asociadas han pasado en poco tiempo ha reconvertirse del todo y el modelo tradicional ha desaparecido completamente o ha quedado algo como meramente residual, mientras que el modelo online, el modelo de los nuevos tiempos se ha convertido en el único o en el sistema estándar de funcionar de esos sectores; sin embargo, en el ámbito de la gestoría no es exactamente así, y como se decía existen buenas opciones de gestorías puramente online, pero siguen conviviendo perfectamente con otros modelos de gestorías presenciales, más de zonas concretas, etc.

Las formas y los procesos

Y es quizás en esta convivencia entre los dos modelos donde encontramos también una tercera línea de gestores y de gestorías en discordia que es posiblemente el que hoy en día tiene más desarrollo y está situándose adecuadamente en el futuro: estamos hablando de esos gestores y de esas gestorías que no abandonan del todo el modelo tradicional del gestor pues saben y conocen del valor para aún muchos clientes del trato presencial y cercano, de las visitas personales y de otros factores difícilmente sustituibles, pero que saben adaptar perfectamente sus modelos de negocio, su forma de operar a lo que demandan los nuevos tiempos.

Dicho de otro modo también lo anterior, se trata de mantener la esencia de la función del gestor de toda la vida pero adaptando las estructuras del desarrollo de la misma función, utilizando las herramientas adecuadas y moldeando la misma forma de prestar el servicio sabiendo aprovechas todas las oportunidades y las ventajas que aportan las TIC.

En el fondo, este modelo, esta vía que se encuentra a medio camino entre ofrecer servicios de gestión completamente online y ofrecer servicios de gestión completamente offline, trata de aunar lo mejor de ambos mundos, trata de saber aprovechar las ventajas que suponen las nuevas tecnologías pero sin por eso tener que renunciar a otras ventajas que de otra forma son como mínimo difíciles de lograr.

Por supuesto, todo lo anterior, y sea cual sea el caso, pasa por una plena adaptación tecnológica tanto en herramientas como capacidades para poder desarrollar el modelo de negocio de gestor que más creamos conveniente a nuestros intereses profesionales.