La oposición al juicio monitorio

0
2171

Un proceso o juicio monitorio se engloba dentro de los procesos civiles de nuestro ordenamiento jurídico vigente, y es aquel que se da cuando el demandante quiere reclamar una deuda o cantidad al demandado disponiendo de documentos que la acreditan.

Puede darse el supuesto de que el deudor quiera negarse al proceso, o dicho en términos jurídicos quiere oponerse al mismo negando tal deuda. Según el artículo 815.2 de la LEC está oposición no puede realizarse de un modo indeterminado o genérico, sino que en el escrito de oposición se tiene que explicar sucintamente cuales son las razones por las cuales no debe la cantidad que se le está reclamando.

oposición monitorioEstá oposición da lugar a la apertura del juicio que corresponda (verbal u ordinario) que será una continuación del monitorio, y que por lo tanto deben de alegarse los mismos motivos de oposición que se alegaron en el escrito de oposición y no otros diferentes. Por lo tanto está claro que no será válida una desvinculación entre el escrito de oposición y la contestación a la demanda en el siguiente juicio ya que en ese caso nos encontraríamos ante un fraude de ley tipificado por el artículo 815 de la LEC.

Por este motivo no es posible realizar una contestación muy genérica en el escrito de oposición debido a que se podría aprovechar esta circunstancia para introducir todo tipo de argumentos nuevos en la contestación a la demanda. Resumiendo, no tiene cabida “reservarse” una serie de razones de oposición para posteriormente mostrarlas en el juicio verbal u ordinario que corresponda, en estos casos nos encontraríamos claramente ante un fraude de Ley; por ello es recomendable exponer todas y cada una de las razones aunque sea sucintamente para no tener problemas en el posterior juicio.