Las garantías que nos ofrecen los distintos medios de pago online

0
1200

Este domingo pasado saltó a la luz (la noticia se produjo el viernes 6 de febrero a las 19:30h con efectos para esa misma medianoche, pero el primer comunicado oficial fue posterior) una noticia que todo apunta no tendrá gran trascendencia, pero que tiene un gran calado y, sin duda, que muestra un aspecto que conviene mencionar: la seguridad en los medios de pago online. Estamos hablando de la noticia de que todas las tarjetas MasterCard prepago de Paypal en España emitidas y gestionadas por YoUnique Money han sido canceladas.

En situación

Hace unos años, PayPal decidió entrar en España con las tarjetas prepago que llevaban su enseña y que podían ser recargadas con su saldo para ser utilizadas del mismo modo que cualquier otra tarjeta de débito Mastercard al uso en cualquier establecimiento físico o virtual, así como en cajeros, de todo el mundo. El caso es que en lugar de hacerlo directamente lo hizo a través de la empresa YoUnique que a la vez opera con los sistemas 4B.

Garantía en los distintos medios de pago onlineLo sucedido es que por algún presunto conflicto o irregularidad -que YoUnique no acaba de esclarecer- a la misma le ha sido retirada la licencia de entidad de dinero electrónico por parte del Banco de España, y ello ha traído en cadena que sistemas 4B haya suspendido el funcionamiento de las tarjetas y, en consecuencia, estas han dejado de funcionar y YoUnique Money mantiene el saldo congelado de todos los titulares de sus tarjetas (entre ellas, las de PayPal) con la promesa de que siguiendo un protocolo que la misma empresa ha anunciado en su Web retornar el saldo (de la tarjeta, no de PayPal que para nada está afectado) a los más de 100.000 titulares de sus tarjetas en España (no sólo a las de PayPal, pues esta empresa operaba muchas otras tarjetas, entre ellas por ejemplo las de Western Union y muchas otras) a la mayor brevedad posible mediante una transferencia bancaria.

Lecciones

Lo anterior, nos muestra distintas realidades que conviene explicar:

Por un lado, cabe resaltar por supuesto la presunta absoluta responsabilidad de YoUnique Money sobre este asunto y cabe exonerar de toda responsabilidad o culpa a PayPal, por ello pues en realidad ellos son los primeros afectados por las malas praxis o lo que sea que ha conducido a un proveedor suyo a esa situación que, sin duda, afecta la imagen de la misma Paypal, y que aún sin responsabilidad directa alguna podría verse afectada por responsabilidades subsidiarias si su proveedor no pagase.

Luego cabe destacar la importancia de estar siempre muy seguros de en qué entidades de dinero electrónico y otras por el estilo depositamos el dinero, mantenemos carteras virtuales y sistemas similares, pues si bien estos sistemas bien gestionados y llevados directamente por empresas de renombre como Amazon, Apple, Google o la misma PayPal, entre muchos otros, son se puede decir tan o más seguros que una entidad financiera de toda la vida, también lo es que por Internet proliferan todo tipo de empresas de dudoso funcionamiento e incluso lo que podríamos denominar directamente “chiringuitos financieros” del dinero electrónico que nos pueden traer un importante disgusto. Si bien el caso en particular que aquí nos atañe no parece ni mucho menos que sea este asunto y todo parece indicar que este “corralito” a los usuarios de dichas tarjetas se resolverá pues seguro que la misma PayPal intercederá para que sea así, evitar males mayores y el mismo proveedor intentará evitar demandas colectivas por estafa, etc.

El futuro de los medios de pago online

Sin duda alguna, los medios de pago online son una realidad ya muy presente en nuestras vidas, y adquirirán una relevancia aún mayor en los próximos años. Ello tiene que hacernos estar expectantes y saber escoger las buenas opciones, conocer su funcionamiento y saber quién hay detrás de cada sistema de pago.

Como se decía, estos sistemas bien gestionados son un nido de oportunidades para muchos ámbitos, negocios y sectores y aportan grandes ventajas y funcionalidades a los usuarios pero, por supuesto, no se trata de poner nuestro dinero en lugares donde podamos perderlos, y la verdad es que si bien existen lugares muy seguros al respecto, también lo es, que tal y como también se decía, la menor regulación de este tipo de entidades de dinero electrónico en relación con las entidades financieras al uso, y el nacimiento y muerte de muchos negocios de este tipo hace que el riesgo exista y debemos saber controlarlo.

Resumiendo, no tiene sentido temer poner nuestro dinero en este tipo de productos, ni percances como este tienen que hacernos perder, o dañar, la confianza en tarjetas prepago virtuales, sistemas de pago electrónicos o muchos otros productos que puedan mantener un saldo virtual, una cartera, monedero o como le queramos llamar, pero también está claro que como se decía debemos saber dónde ponemos nuestro dinero y el dinero que ponemos.

Algunas recomendaciones básicas son por ejemplo, a priori, fiarnos de las grandes empresas (los ejemplos ya dichos de Amazon, Apple, Google o la misma PayPal son unos claros referentes) y también de muchas otras empresas (por ejemplo las que comercializan dispositivos de paso por autopistas) o sistemas de pago alternativos (como MoneyBookers, PaySafeCard, etc., etc., etc.) o muchos otros que ya han mostrado una solvencia y trayectoria más que contrastada.

El soporte de grandes empresas, o de empresas contrastadas nunca está de más, como nunca está de más no poner “todos los huevos en la misma cesta”. Dicho de otro modo, puede que tampoco sea sensato cargar miles y miles de Euros en una sola empresa y diversificar el riesgo y mantener saldos cuidados sea recomendable.

Ahora bien, lo anterior tampoco tiene que darnos miedo, pues sitios que resulten seguros puede decirse que son tan o más seguros que las entidades financieras de toda la vida, incluso en los productos que dicen nos garantizan los estados con sus fondos de compensación y demás. Pues no debemos olvidar que si bien es cierto que en teoría todos los depósitos que tengamos en una entidad financiera de las de “siempre” hasta un límite de dinero estarán garantizados por el Estado en caso de que ese banco quiebre, también lo es que muy recientes situaciones de tensión bancaria cuando parecía que más de un banco, o país, se iba a la quiebra, demostró que el “corralito” en los bancos y países también puede darse y que esa promesa de que el Estado es tan inquebrantable como la palabra de que quien tiene que pagar decida quebrantarla y decidir que el estado ya no paga.