Las sociedades de capital y la ley

0
977

Muchas veces escuchamos hablar de las sociedades de capital, pero ¿sabemos realmente lo que son las sociedades de capital? ¿Conocemos su estructuración legal y lo que la ley dice de las mismas? Conozcamos en este artículo un poco más sobre las sociedades de capital.

Las sociedades de capital por sí mismas

Para conocer concretamente sobre las sociedades de capital nos hemos de dirigir de entrada a la misma ley que las establece y que las regula, nos hemos de dirigir a la Ley de Sociedades de Capital, si bien resulta obvio que luego, en todo lo relacionado existen infinidad de otras leyes y reglamentos que les podrán resultar de aplicación y que afectarán e interferirán en su día a día (leyes tributarias que les apliquen, etc., etc.).

Pero, si nos centramos en la Ley de Sociedades de Capital, vemos que la misma ley lo primero que hace sobre éstas es establecer lo que las mismas son, es decir, define lo que hace que una sociedad sea una sociedad de capital. Y la ley lo deja establecido claramente en su artículo 1.1. Pues en dicho artículo la LSC como sociedades de capital a “…la sociedad de responsabilidad limitada, la sociedad anónima y la sociedad comanditaria por acciones“.

Y tal y como emana del artículo 2 de la LSC todas las sociedades de capital, y con independencia del objeto que estas tengan tienen carácter mercantil.

Ahora bien, si bien todas las anteriores son sociedades de capital, y todas ellas tienen carácter mercantil no todas se estructuran de la misma forma, y la LCS diferencia su estructura en cada caso. Así en el artículo 1 de la LCS en sus puntos 2, 3 y 4 la ley deja establecidas las respectivas diferencias sobre ello entre las sociedades de responsabilidad limitada, las sociedades anónimas o bien las sociedades comanditarias por acciones respectivamente. Concretamente establece para cada una de ellas lo siguiente:

Sociedades limitadas:

En la sociedad de responsabilidad limitada, el capital, que estará dividido en participaciones sociales, se integrará por las aportaciones de todos los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales“.

Sociedades anónimas:

En la sociedad anónima el capital, que estará dividido en acciones, se integrará por las aportaciones de todos los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales“.

Sociedades comanditarias por acciones:

En la sociedad comanditaria por acciones, el capital, que estará dividido en acciones, se integrará por las aportaciones de todos los socios, uno de los cuales, al menos, responderá personalmente de las deudas sociales como socio colectivo“.

Sobre el capital social de las sociedades de capital

Finalmente conviene destacar uno de los puntos de mayor importancia en las sociedades de capital: el capital social necesario en las mismas. Este punto despierta sumo interés en todas las personas que tienen sobre todo intención de montar una sociedad de capital y por ello conviene detallarlo de forma particular.

Concretamente la ley establece que,

A) Las sociedades de capital de responsabilidad limitada deberán poseer un capital no inferior a los tres mil Euros, y el mismo deberá ser expresando en este moneda. (art. 4.1. LCS)

B) Las sociedades de capital a constituir como sociedad anónima deberán poseer un capital social no inferior a sesenta mil Euros, y también resulta preceptivo que la expresión del capital social se realice en esta moneda (en Euros). (art.4.3 LCS)

Todo ello con carácter general pues en el caso de las sociedades de responsabilidad limitada podrán excepcionalmente constituirse sociedades de responsabilidad limitada con una cifra inferior al capital exigido por ley al amparo de lo establecido en el artículo 4.1 LCS y al tenor del artículo 4 bis LCS.

Como la persona lectora de este artículo podrá comprobar en la expresión de sociedades de capital se ha hecho expresión de tres tipos de sociedades de capital (limitadas, anónimas y comanditarias por acciones) pero en el momento de establecer las exigencias de capital tan sólo se ha expresado la cantidad para las dos primeras, ¿qué sucede con la tercera?

Las sociedades comanditarias por acciones según lo que establece el artículo 3.4 LCS “se regirán por las normas específicamente aplicables a este tipo social y, en lo que no esté en ellas previsto, por lo establecido en esta ley para las sociedades anónimas“. Así, como podemos ver a falta de una expresión específica las mismas toman como referencia lo indicado para las sociedades anónimas. Siendo así la necesidad de capital mínimo para este tipo de sociedades será de sesenta mil Euros (a tenor como hemos visto de lo que indica el art. 4.3 LCS).

Para finalizar indicar que “no se autorizarán escrituras de constitución de sociedad de capital que tengan una cifra de capital social inferior al legalmente establecido, ni escrituras de modificación del capital social que lo dejen reducido por debajo de dicha cifra, salvo que sea consecuencia del cumplimiento de una Ley” (art.5.1 LCS), con la salvedad de los tipos de sociedades limitadas que no tienen tal exigencia de capital social mínimo pues “para el caso de sociedades de responsabilidad limitada en régimen de formación sucesiva se aplicará lo establecido en los artículos 4 y 4 bis” (art.5.2 LCS).