Las telecomunicaciones y el servicio universal

0
2932

Lejos quedan aquellos tiempos en los que los servicios de telecomunicaciones eran un servicio monopolístico, que lo prestaba una única empresa y bajo un férreo control estatal. En la actualidad nos encontramos con un sector de las telecomunicaciones liberalizado y con una sana competencia, pero existe aún un requerimiento que igual muchos no conocen: por ley se establece la obligación de prestar el servicio universal de telecomunicaciones a toda la población, conozcamos más sobre el mismo.

Telecomunicaciones para todos

En líneas anteriores se ha dicho que nos encontramos en un mercado liberalizado y de sana competencia, y bien cierto que es, pero ello no nos debe llevar a la confusión de que no existe aún un órgano regulador de las telecomunicaciones pues existe e incluso en el mismo en muchas ocasiones aún siguen llegando conflictos entre compañías pues las más pequeñas acusan de prácticas monopolísticas o contrarias a la libre competencia sus acciones o algunas condiciones que aún imperan, pero este sería otro tema y nos alejaría del contenido de este artículo

Como decíamos existe un órgano regulador y existe una ley reguladora del ámbito de las telecomunicaciones (Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones) y uno de los preceptos que establece la ley es la necesidad de que exista un servicio universal de telecomunicaciones.

Ley Telecomunicaciones¿Y qué es el servicio universal de telecomunicaciones? Pues el servicio universal de telecomunicaciones es tal y como lo define la misma ley un “…conjunto definido de servicios cuya prestación se garantiza para todos los usuarios finales con independencia de su localización geográfica, con una calidad determinada y a un precio asequible” (art. 22.1 Ley General de Telecomunicaciones).

¿Y cuál es el objeto de que exista este servicio o mejor dicho está exigencia de que exista un servicio universal? Pues el motivo no es otro que garantizar a toda la población que pueda acceder a los servicios de telecomunicaciones. A quien vive en una ciudad o en pueblos medianos e incluso pequeños puede parecerle una extrañeza hablar de esto pues las opciones de conexión que recibe son máximas, pero quien reside por ejemplo en zonas rurales aisladas y alejadas de núcleos de población relativamente importantes pueden encontrarse que no tuviesen conexión de ningún tipo pues ninguna empresa de telecomunicaciones estuviese interesada en desarrollar la red para abastecer a núcleos lejanos y apartados de una masa importante de población pues su desarrollo comercial no es rentable. El servicio universal pretende combatir esto, garantizar el desarrollo de toda la sociedad en un tema tan sensible como las telecomunicaciones y evitar el aislamiento y la incomunicación de cualquier persona en función del lugar donde resida o cualquier otra consideración.

Configuración del servicio universal

¿Y cuáles son los atributos del servicio universal? La Ley General de Telecomunicaciones establece distintos puntos de los que debe incluir el servicio universal de telecomunicaciones pero quizá la mención más destacable para el interés general de la mayoría de usuarios es el derecho a que “todos los usuarios finales puedan obtener una conexión a la red pública de comunicaciones electrónicas desde una ubicación fija siempre que sus solicitudes se consideren razonables en los términos que reglamentariamente se determinen. La conexión debe permitir realizar comunicaciones de voz, fax y datos, a velocidad suficiente para acceder de forma funcional a Internet. La conexión a la red pública de comunicaciones con capacidad de acceso funcional a Internet deberá permitir comunicaciones de datos en banda ancha a una velocidad en sentido descendente de 1Mbit por segundo. El Gobierno podrá actualizar esta velocidad de acuerdo con la evolución social, económica y tecnológica, teniendo en cuenta los servicios utilizados por la mayoría de los usuarios” (art. 22.1 a) de la Ley general de Telecomunicaciones).

Otras exigencias del servicio universal son por ejemplo que las exigencias de comunicación establecidas en el párrafo anterior permitan realizar llamadas nacionales e internacionales, que exista una oferta adecuada de terminales públicos de acceso a la telefonía vocal, que desde la misma se pueda llamar gratuitamente al número de emergencias 112, que los discapacitados tengan los mismos derechos de acceso o que exista una guía de abonados a disposición del público entre otras consideraciones.

Finalmente indicar que a nivel operativo para poder prestar este servicio se estará al tenor de lo que establece el artículo 23.1 de la Ley General de Telecomunicaciones. Artículo que establece que “el Ministerio de Ciencia y Tecnología podrá designar uno o más operadores para que garanticen la prestación del servicio universal a que se refiere el artículo anterior, de manera que quede cubierta la totalidad del territorio nacional. A estos efectos podrán designarse operadores diferentes para la prestación de diversos elementos del servicio universal y abarcar distintas zonas del territorio nacional”.