Los jueces comienzan a declarar nulas las cláusulas suelo de empresas

0
984

El Tribunal supremo obliga a los bancos a devolver todo el dinero de las cláusulas suelo

Se trata de una preocupación importante en los días que corren. Prácticamente todas las personas que han estado pagando hipotecas a los bancos, se han preguntado en los últimos meses cómo reclamar las cantidades que los bancos han estado cobrando abusivamente gracias a las cláusulas suelo.

El Tribunal Supremo finalmente se pronunció al respecto y la sentencia final sobre todo el tema de las cláusulas suelo quedó, en principio, bastante claro: Las entidades bancarias estarán obligadas a devolver a los consumidores todo el dinero que han cobrado de más por las cláusulas suelo.

Esta sentencia con carácter retroactivo implica que los bancos no solo estarán obligados a devolver el dinero cobrado de más a partir del año 2013, tal y como dictaba el TS en la sentencia de 9 de mayo de 2013, sino que deberán abonar a sus clientes todo el dinero que haya sido cobrado de más por las cláusulas suelo, independientemente de la fecha de la cual se firmó el contrato hipotecario.

De modo que queda así desestimado el recurso presentado por el BBVA, debiendo devolver todo el dinero a sus clientes de manera íntegra, al igual que el resto de entidades bancarias. En otras palabras, queda modificada la sentencia que se dictó en el año 2013 donde solamente se instaba a las entidades bancarias a devolver el dinero desde la fecha mencionada anteriormente, es decir, sin carácter retroactivo.

En el caso de la entidad bancaria Caja Rural Teruel, el Tribunal Supremo ha desestimado las reclamaciones de los clientes, ya que en este caso la cláusula suelo que aparecía en los contratos hipotecarios sí que cumplía con todos los requisitos necesarios, es decir, las cláusulas suelo eran transparentes, al contrario de las cláusulas del resto de bancos. En este caso las pretensiones de los clientes de conseguir que se les devolviera el dinero no se harán efectivas.

Los bancos deberán devolver todo el dinero a los afectados

El día 9 de mayo de 2013, el Alto Tribunal declaró completamente nulas las cláusulas suelo en aquellos casos donde el cliente que firmó el contrato hipotecario no recibió información suficiente de los riesgos que conllevaba dicho producto ni tampoco de cuáles eran sus particularidades concretas.

Durante estos últimos años, los afectados por las cláusulas suelo vieron esta sentencia como una solución parcial, ya que solamente anulaba las cláusulas suelo e instaba a los bancos a devolver el dinero desde dicha fecha, de modo que no ayudaba por completo a reparar todo el daño ocasionado a quienes tenían dichas cláusulas en sus hipotecas.

Esta nueva sentencia se presenta para los afectados por las cláusulas suelo como un soplo de aire, ya que podrán recuperar todo el dinero que han pagado de más, sin importar la fecha en la que se firmará el contrato de su hipoteca.

El banco BBVA ya avanzó que devolvería a sus clientes el dinero cobrado de más de las cláusulas suelo, pero solamente “a la gente que tenga derecho”, lo más rápidamente posible una vez el Tribunal Supremo dictara su sentencia final. Pues bien, llego el momento, el Tribunal Supremo se ha pronunciado al respecto, y las entidades bancarias ya no disponen de más bazas al respecto para librarse de abonar el dinero que deben a sus clientes.

Según cifras que se han hecho públicas por Francisco González, presidente del BBVA, el desembolso que supondrá devolver a todos sus clientes las clausulas suelo podría llegar a los 1.200 millones de euros, aunque han provisionado unos 577 millones, cifra en ningún caso ha inquietado al BBVA.
De modo que tras mucho pelear en los Tribunales y mucho esperar la llegada una sentencia justa para los afectados por las cláusulas suelo, los consumidores que firmaron un contrato hipotecario con cláusulas suelo poco transparentes tendrán todo el derecho a recibir el dinero pagado de más a lo largo de todos estos años.

Al respecto, se recomienda que los afectados no se demoren con la reclamación y soliciten cuanto antes la devolución de su dinero a su entidad bancaria. También hay que decir que muchas entidades bancarias se reservan poder analizar cada caso de manera particular y decidir si el cliente pago de más y cabe la devolución del dinero debido a una cláusula suelo poco transparente u opaca.

La entidad bancaria tendrá un plazo máximo de tres meses para realizar la devolución del dinero y llegar a un acuerdo con el afectado. Señalar que la cifra que se indique deberán estar incluidos los intereses. En aquellos casos en los que el afectado considere que el banco le ofrece una cantidad menor a la que debería recibir, siempre se podrá acudir a la vía judicial para reclamar el dinero que le corresponde.

Los jueces comienzan a declarar nulas las cláusulas suelo de empresas

Durante muchos años, las cláusulas suelo se han convertido en un tema de actualidad muy centrado en los inmuebles particulares, es decir, en las viviendas de particulares o de familias, pero recientemente la situación parece haber dado un pequeño giro a favor a las empresas. Los jueces están comenzando a declarar nulas las cláusulas suelo de las empresas o Pymes.

Las empresas y Pymes también comienzan a ser respaldadas en este sentido por la justicia. Aunque la nulidad de las cláusulas suelo para autónomos y empresas ha estado durante mucho tiempo en el limbo, parece ser que comienza a asomar una pequeña luz de esperanza para los afectados.

En otras palabras, las empresas también están comenzando a tener vía libre para reclamar al banco por las cláusulas suelo. Existen un gran número de empresas o Pymes que se han visto afectadas por las cláusulas suelo. Ninguna cláusula suelo para empresas puede ser considerada como válida si la misma no ha sido previamente negociada entre ambas partes, tal y como establece una sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Jaén, de 4 de noviembre de 2016.

Recientemente, la Audiencia Provincial de Toledo ha dictado la primera sentencia firme donde se le da la razón a una empresa contra un banco. En dicha sentencia se considera que las cláusulas suelo entre la entidad bancaria y la empresa son una práctica sin transparencia y totalmente abusiva. La nulidad de la cláusula suelo en esta sentencia ha provocado que el banco deba abonar la cantidad de 13.497,29 euros a una empresa que desde el año 2012 llevaba peleando en los Tribunales para reclamar contra las cláusulas suelo de su contrato hipotecario.

Cláusulas suelo de empresas, ¿luz verde a reclamar?

Los jueces creen que cuando existe una clara falta de transparencia en la cláusula, además de no haber sido negociada antes de la firma del contrato hipotecario, se trata de una cláusula claramente nula que no tiene ninguna validez. Cualquier cláusula firmada en el contrato hipotecario que se realiza entre el banco y la empresa ha de haber sido previamente acordada para evitar sorpresas desagradables.

Muchos jueces opinan que para que una cláusula suelo sea válida ha de haber sido previamente negociada, es decir, debe haberse realizado una oferta por parte de la entidad bancaria, una contraoferta por parte de la empresa o cliente, un intercambio de peticiones, así como un acuerdo final entre ambas partes.

Dicho proceso ha de haberse realizado con total claridad y transparencia para que la empresa no se encuentre atada de pies y manos por el contrato firmado. El banco no debe en ningún caso intentar ocultar cláusulas abusivas o que puedan desfavorecer a sus clientes, bien sean particulares o empresas.
Hay que saber diferenciar, ya que el haber sido informado sobre aquello que se contrata no significa que se haya negociado la cláusula de manera individual. Además, la entidad financiera es quien debe encontrarse en disposición de poder aportar la prueba que acredite la información y documentación que se entregó a la empresa o autónomo, tal y como se expone en el artículo 217.7 de la Ley de Enjuiciamiento Civil sobre la regla de la facilidad y disponibilidad de la prueba.

Por otro lado, el Tribunal de la Unión Europea considera que las empresas o Pymes cuentan con los conocimientos previos suficientes de finanzas, de tal modo que deberían ser conscientes de lo que firman y entender lo que suponen dichas cláusulas.

Y es que, a pesar de que el Tribunal de Justicia de la UE ha decretado que las entidades bancarias deben devolver el 100% de lo cobrado de más por la utilización de cláusulas suelo, únicamente hace mención a los consumidores, pero en ningún caso hace mención de empresas, Pymes o autónomos, quienes parecen quedarse fuera de la misma.

En esta sentencia solamente se ampara a aquellas Pymes, empresas o autónomos que a la hora de adquirir el inmueble puedan demostrar que se actuaba como consumidor y no como empresa. Cada caso se deberá estudiar concretamente y el hecho de que existan sentencias favorables al respecto no significa que todos los casos estén ganados. La única manera evidentemente de intentar conseguir algo a través de la vía judicial, aunque hoy por hoy no existen garantías de ganar.