El permiso de paternidad se incrementa hasta un mes

0
876

A partir de este pasado 1 de enero, todos aquellos hombres que hayan sido padres, o bien hayan acogido o adoptado a un niño, tendrán la posibilidad de disfrutar de su permiso de paternidad duplicado, es decir, que en lugar de 2 semanas, el permiso de paternidad aumenta a 4 semanas.

Esta medida, que ya llevaba años retrasándose, finalmente se ha cerrado después de mucho esperar. Aplazándose desde el año 2009, por fin ha llegado la ampliación del permiso de paternidad que se ha visto duplicada desde este pasado 1 de enero y del cual han podido comenzar a beneficiarse todos aquellos padres por nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento. La ampliación de 2 a 4 semanas costará unos 235 millones.

El incremento del permiso de paternidad de 2 a 4 semanas

Hasta ahora la aprobación y ampliación del permiso de paternidad se había venido retrasando con motivo de la crisis económica, pero finalmente este asunto ha conseguido llegar a buen puerto para todos aquellos hombres que tengan un hijo, o bien adopten o acojan. Todas las medidas aprobadas y aplicables desde este pasado enero se encuentran recogidas en la Ley 9/2009, de 6 de octubre, de ampliación de la duración del permiso de paternidad en los casos de nacimiento, adopción o acogida.

La medida se ha aprobado con la principal intención de poder conciliar la vida familiar con la vida laboral, sin que la primera se vea afectada. Cabe decirse que el aumento del permiso de paternidad no ha llegado solo, ya que viene acompañado de otras medidas como, por ejemplo, el fin de la jornada laboral a las 18.00 horas para poder disfrutar de un mayor número de horas con la familia.

Según datos recogidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, desde su implantación, cada año aproximadamente una media de 240.000 trabajadores se han acogido a esta prestación. Desde el día 1 de enero todos los hombres pueden acogerse al permiso de paternidad ampliado a un mes.

Es importante señalar que dicho permiso ha de cogerse de manera seguida, es decir, las 4 semanas han de ser consecutivas, de modo que no existe la posibilidad de disfrutar de estas 4 semanas en diferentes fechas y solamente deberán disfrutarse de manera ininterrumpida. La baja por paternidad se seguirá pidiendo donde se había hecho hasta ahora, en la dirección provincial del Instituto Nacional de Seguridad Social, ya que solamente se verá afectada la duración del permiso.

La prestación económica que se recibirá a lo largo del disfrute de la baja por paternidad dependerá de cada caso, ya que la prestación económica equivaldrá al 100% de la base reguladora del sueldo. Y es que hay que tener en cuenta que cualquier trabajador tiene el derecho a recibir un subsidio a lo largo de los días de suspensión del contrato de trabajo, o bien de cese en la actividad, en caso de nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento.
La llegada de esta nueva ley modifica el artículo 48 bis del Real Decreto Legislativo 1/1995, quedando redactado de la siguiente forma:

“En los supuestos de nacimiento de hijo, adopción o acogimiento de acuerdo con el artículo 45.1.d) de esta Ley, el trabajador tendrá derecho a la suspensión del contrato durante cuatro semanas ininterrumpidas, ampliables en el supuesto de parto, adopción o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo a partir del segundo. Esta suspensión es independiente del disfrute compartido de los períodos de descanso por maternidad regulados en el artículo 48.4.”

En principio, tal y como ha indicado el Gobierno, se pretende seguir dando más pasos en este sentido, y conseguir finalmente aumentar el permiso de paternidad igualándolo al de la mujer. Se debe recordar que solamente los trabajadores en activo, como los funcionarios, los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos, los empleados de hogar, entre otros trabajadores, se pueden acoger a este tipo de permisos.

En la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA) siguen pensando que este permiso sigue siendo insuficiente y ha sido mal diseñado, ya que supone solamente una cuarta parte del plazo del que dispone la madre para disfrutar del permiso de maternidad, por ello, como se comentaba, el objetivo es intentar igualarlo al permiso de la madre.