¿Por qué es importante la figura del Procurador en un procedimiento judicial?

0
1573

La figura del procurador ante los tribunales es imprescindible al momento de recurrir ante la administración de justicia, es una garantía que el ordenamiento jurídico consagra tanto para el demandado como para el demandante.

La figura del procurador como tal tiene doble connotación, la primera es dar agilidad al procedimiento judicial, ya que este debe actuar en todas las decisiones y atender los requerimientos que haga el tribunal y, en segundo lugar, debe garantizar que el procedimiento se desarrolle acorde a las normas establecidas, que se apliquen debidamente las normas de enjuiciamiento y que se desligue a los justiciables de todo tipo de trámites, requerimientos y pasos que se realicen dentro de un procedimiento judicial.

A continuación detallamos algunas de las funciones más importantes del procurador ante los tribunales:

  • Darle seguimiento al proceso, esto es, estar siempre pendiente de todas las etapas y mantener informados tanto a su cliente como al abogado.
  • Responsabilizarse de todo tipo de trámites del procedimiento, como recibir y firmar los emplazamientos, notificaciones, citaciones, etc. Debe asistir a todos los actos y diligencias necesarias en el pleito representando los intereses de su cliente.
  • Transmitir todas las instrucciones y documentos que le sean entregados al abogado del cliente.
  • Sufragar todos los gastos que se originen a instancia del cliente y dar cuenta detallada de los mismos.procurador

Estas funciones encomendadas al procurador tienen por objeto facilitar el proceso judicial, evitar que ciertos pasos sean obviados por los justiciables, erradicar las dilaciones excesivas y cualquier fraude de ley, además de otorgar toda la cobertura procesal y legal que es requerida a la hora de actuar ante la administración de justicia.

El ordenamiento jurídico español otorga plena libertad a las diversas leyes de enjuiciamiento la necesidad o no de requerir representación de procurador de acuerdo a la naturaleza del procedimiento judicial al que se haga mención.