Préstamos entre familiares

0
28

Dejarse dinero entre familiares es una realidad en auge, una realidad auspiciada por una doble realidad: no todas las personas tienen acceso a la financiación bancaria ni a los instrumentos de financiación tradicionales y los que sí que disponen de acceso a esas vías de financiación se encuentran en un escenario de intereses crediticios altos que les desaniman a solicitarlos.

Préstamos entre las familiasSolicitar un préstamo a un banco es caro, solicitar préstamos a empresas de crédito rápido y otras por el estilo puede llegar a ser muy caro y disponer de crédito de otras fuentes no siempre es fácil, por eso el entorno familiar es un buen entorno donde buscar y conseguir un crédito.

Una vez determinado que en un ámbito familiar de confianza puede ser un buen lugar donde conseguir un préstamo, corresponde hablar del modo de formalizar la operación.

Pudiera parecer que entre familiares lo más lógico pudiera ser innecesario firmar ningún tipo de papel en el que se haga constar el préstamo del dinero que se necesita. Es más, pudiera parecer igual en muchos casos que firmar un contrato de préstamo resulta incómodo entre familiares pues puede parecer dar la sensación de desconfianza o lo que sea pero, en realidad, firmar un contrato de préstamo es más que útil e interesante, y por motivos que van mucho más allá de la confianza o desconfianza entre los familiares que se prestan dinero.

La firma de un contrato de préstamo, la plasmación en un papel del dinero que se presta puede ser esencial para evitar muchos problemas posteriores. Veamos algunos aspectos sobre ello en las siguientes líneas.

Dejarse dinero entre particulares con un préstamo es una actividad que debe declararse fiscalmente pues el fisco presupone que todo préstamo conlleva una retribución que incorporará intereses y, por tanto, un beneficio en quien presta el dinero. Como tal, el fisco interpreta que esas cantidades deberán declararse en la correspondiente declaración del IRPF del prestador.

Así, el prestador del dinero deberá declarar los intereses que por ese préstamo percibe. Al existir presunción de que el prestamista está recibiendo unos intereses de no existir contrato la hacienda pública obligará a declarar al prestador unos intereses que serán iguales al tipo de interés legal del dinero vigente en cada momento, aunque realmente no se estén percibiendo esos intereses, de mediar contrato escrito entre las partes se podrá establecer otra cosa y no se resultará obligado a pagar impuestos por intereses que en realidad no se perciben.

Realizar un contrato para un préstamo entre familiares también evitará que el fisco pueda entenderlo como una donación encubierta en lugar de considerarlo como lo que realmente es, en lugar de considerarlo como un préstamo. El primero estaría sujeto al Impuesto sobre Donaciones y Sucesiones mientras que el segundo resultará sujeto al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Pero en este último caso si existe contrato de por medio, al ser un préstamo entre particulares la tributación por ese impuesto resultará exenta.

Luego también es interesante la firma de un contrato por asuntos hereditarios para que los herederos puedan seguir teniendo el derecho de percibir esa deuda, entre otras cuestiones, que se podrían mencionar.