¿Qué hacer si un cliente no paga?

0
1244

Hoy en día debido a la crisis económica es una práctica frecuente contraer entre los particulares y los profesionales una serie de deudas. Estas deudas para que puedan llegar a cobrarse tienen que figurar en documentos como albaranes o facturas en los cuales tiene que constar la firma del propio deudor (aunque son frecuentes los documentos del acreedor).

El problema surge cuando el cliente o particular nunca llega a pagar la deuda que contrajo con el acreedor. Para cobrar esta deuda por vía judicial y de la manera menos costosa posible hay que acudir a un proceso judicial denominado proceso monitorio, a través de este proceso se puede instar por vía judicial el cobro de aquellas deudas que sean vencidas, exigibles y que además se encuentren documentadas, con independencia de la cuantía que alcancen las mismas.cliente no paga

Por otro lado, el cliente que recibe una notificación del Juzgado en la cual se le requiere para el pago de una deuda en el plazo máximo de 20 días podrá oponerse al mismo a través del oportuno escrito de oposición, en este escrito deberá de argumentar y probar que no existe tal deuda o que ya fue pagada en su día. Si no se presenta dicho escrito de oposición y tampoco se paga la deuda en el plazo señalado el Secretario Judicial va proceder a despachar la ejecución con el oportuno embargo de los bienes del deudor.

Lo bueno de este proceso judicial monitorio es que además de ser más económico que un procedimiento ordinario ya que la tasa judicial es inferior al que se paga en este, no existe un límite con respecto a la cuantía adeudada, esto es gracias a la adaptación de nuestra Ley de Enjuiciamiento Civil a la normativa de Europa en la que se exigía la no existencia de un límite cuantitativo.