¿Qué novedades trajo la nueva Ley de fomento del alquiler?

0
1023

Hace ya un año fue aprobada la nueva ley de fomento del alquiler que cubre todos los contratos celebrados después del 6 de junio de 2013. Esta nueva ley tiene por fin flexibilizar todo lo relacionado con el mundo del alquilar para incentivar a los dueños de pisos y caseros en general a que pongan en alquiler sus viviendas.

A continuación, algunas de las novedades más importantes que ha traído la aprobación de esta nueva ley de fomento del alquiler, las cuales debemos tener en cuenta de ahora en adelante a la hora de alquilar nuestra vivienda, en el caso de que seamos caseros, o a la hora de alquilar un inmueble, si somos inquilinos:

  • El tiempo mínimo en que el inquilino puede quedarse en el piso alquilado es de 3 años (duración mínima del contrato). No obstante, si el casero la necesita para su uso personal, el de su cónyuge o familiares directo, puede optar por recuperarla tras un año de alquiler. Una vez ha concluido el término de 3 años, el contrato puede extenderse por un año más.
  • El inquilino puede dejar el piso en cualquier momento luego de transcurridos los primeros 6 meses de alquiler, previo aviso al casero con 30 días de antelación.
  • Ley de fomento del alquilerLas partes, durante los primeros 5 años de alquiler, ya no tendrán que ajustarse al IPC general para efectos de actualización de la renta, son libres de actualizarla anualmente de forma libre y como lo convengan en el contrato firmado. Si no se menciona nada al respecto, se entenderá de que las partes desean aplicar lo mismo en lo relacionado con la actualización del alquiler.

  • El inquilino puede correr con los gastos de comunidad y el IBI
    , esto siempre y cuando quede debidamente estipulado en el contrato celebrado.
  • Se puede acordar la compensación del pago del alquiler a cambio de rehabilitación y obras de reforma del inmueble objeto del contrato. Para tales efectos, el arrendatario debe dar al arrendador un presupuesto detallando las obras que se llevarán a cabo con el fin de compensar el pago del alquiler de la vivienda.