¿Qué quiere decir casarse por poderes?

0
306

Aunque la posibilidad de casarse por poderes no es una figura muy conocida por todo el mundo, sin ningún tipo de dudas es una posibilidad que resulta muy útil para muchas personas y que se encuentra recogida dentro de la gama de posibilidades que ofrece el ordenamiento jurídico español para contraer matrimonio.

En este artículo vamos a tratar sobre este asunto que puede beneficiar a todo tipo de personas pero que resulta especialmente útil, por lo general, a aquellos matrimonios que se van a contraer entre una persona española y residente en el país con una persona no española que no se encuentra residiendo en el país. Aunque cabe destacar que, el matrimonio por poderes, no sería aplicable tan solo a estos supuestos sino que puede resultar aplicable y resulta aplicable a cualesquiera que pueda necesitar esta forma de contraer matrimonio.

En primer lugar, cabe entrar a ver aquello que es el casamiento por poderes. El casamiento no es otra cosa que aquella boda civil que se celebra sin la presencia física de ambos contrayentes en la ceremonia, en el trámite de casamiento.

Muchas personas pueden pensar que esas situaciones no pueden darse, pero en realidad son mucho más habituales de lo que puede parecer. Así, el casarse por poderes, supone la posibilidad de casarse aunque una de las partes no pueda estar presente en el momento de contraer matrimonio.

La posibilidad de casarse por poderes está regulada por el Código Civil español y, en la práctica, supone que la parte cónyuge que no va a poder estar presente en el acto de contraer matrimonio aporta un poder notarial para que el mismo surta todos los efectos con la finalidad de que el matrimonio pueda celebrarse y resulte válido en su ausencia.

Concretamente, el artículo 55 del Código Civil establece que “Podrá autorizarse en el expediente matrimonial que el contrayente que no resida en el distrito o demarcación del Juez, Alcalde o funcionario autorizante celebre el matrimonio por apoderado a quien haya concedido poder especial en forma auténtica, pero siempre será necesaria la asistencia personal del otro contrayente”, con ello se da forma a quién puede contraer matrimonio mediante poderes y la forma de hacerlo.

El mismo Código Civil, en este mismo artículo, también establece que en el poder deberá figurar claramente y de forma precisa la persona con la que surtirá efecto el matrimonio. Ello supone que debe figurar de forma inequívoca para que se la pueda identificar la otra parte contrayente que es la que sí que deberá estar presente en el acto de matrimonio.

Finalmente, para el asunto que aquí nos ocupa, decir que la parte que otorga el poder siempre podrá revocar el mismo antes de la celebración del matrimonio con la mera comunicación auténtica de su deseo de dar por revocado el poder, y el mismo también resultará revocado si la persona que resulta apoderada en el poder renuncia a tal apoderamiento o si fallece cualquiera de las dos partes.