¿Quién se queda con la vivienda familiar después del divorcio? ¿Qué pasa si no hay hijos?

0
1987

A falta de acuerdo de los ambos cónyuges, previamente aprobado por la autoridad judicial, el uso de las vivienda familiar corresponde primeramente a los hijos y al cónyuge que quede con ellos, aun cuando sea propiedad del que se marcha. En los casos en que unos hijos queden en compañía de la madre, y los demás del padre, el juez debe resolver cómo proceder.

En caso de que no hayan hijos, el uso y disfrute de la vivienda corresponde por razones lógicas a su titular, aunque puede pactarse dar el uso de los bienes al otro cónyuge no titular por un tiempo prudencialmente fijado, previo cumplimiento de determinadas circunstancias que lo hagan aconsejable y cuyo fin sea más el de protección por incapacidad, enfermedad, etc.

Lo anterior no necesariamente significa que el titular perderá la propiedad de la vivienda en el caso que el juez se la adjudique al cónyuge, lo que se debate en estos casos es el uso y disfrute de la vivienda, no la propiedad como tal que seguirá siendo de su titular legítimo. Recordemos que el uso y disfrute de la propiedad no modifica la titularidad de la misma.Quién se queda con la vivienda familiar luego del divorcio, qué pasa si no hay hijos

En el momento del divorcio es frecuente que uno de los cónyuges deje la vivienda conyugal y se vaya a vivir a otro sitio, sin embargo, esta situación no impide que pierda la vivienda y que no pueda adjudicársele luego del proceso de divorcio o separación. Empero, es recomendable que no se deje pasar un período de tiempo muy largo entre el “abandono” de la vivienda conyugal y la fecha de presentación de la demanda puesto que esto podría hacer que la vivienda pierda su carácter familiar, convirtiéndose el largo período de abandono en una renuncia de la misma. Por otro lado, cuando se da esta situación, también se pueden perder objetos o documentos importantes, razón por la cual, lo más aconsejable es asesorarse bien antes de tomar cualquier decisión.