Cómo reclamar por una foto robada en Internet

0
651

Que la vida online en Internet forma ya parte de nuestro día a día es algo indiscutible, y que esta relativamente nueva realidad está trayendo aparejadas nuevas realidades que antes no existían o que están maximizando aspectos que antes no eran tan relevantes también lo es.

Uno de los aspectos más destacados y descarados que está trayendo el uso de Internet es del cambio de concepto en la privacidad y es sobre un aspecto concreto de esta sobre lo que este artículo va a versar.

Antiguamente, robarnos una foto sin ropa, una foto desnudos, realizando cualquier otra cosa o simplemente una foto en la que salgamos no era tan fácil, y aun y en el caso en el que lo fuese darle difusión a la misma no era tan fácil. Y, aunque se le diese difusión, lograr un impacto real en una gran parte de la población era aún menos fácil, pero eso ha cambiado completamente con Internet, y muy especialmente con las redes sociales.

En la actualidad, almacenamos y publicamos infinidad de fotografías nuestras en la red, en las más variopintas situaciones y en los más variados momentos, pero, ¿qué sucede cuando una de esas fotos nos es robada y se realiza un uso ilícito de ella?

foto robada en Internet

En primer lugar, diremos que una cosa es la teoría y que la otra es la práctica. La teoría es muy bonita y podremos decir que legalmente podemos demandarlo, que podemos reclamar por los daños y perjuicios que ello nos ocasione y muchas cosas más.

En la teoría también podremos decir que si esa fotografía no era una foto robada nuestra, sino que era una foto que nos han robado y que la misma era de nuestra creación, habrán vulnerado nuestros derechos de autor dimanantes de la propiedad intelectual y todo lo que se quiera, pero en la práctica ello no es tan fácil de perseguir.

En la práctica, y aunque resulte crudo decirlo, en muchas ocasiones lograr que se retire la fotografía en cuestión de la red o evitar que se haga uso de la misma será muy difícil, por no decir que en muchos casos será prácticamente imposible. En muchas ocasiones, especialmente cuando se producen robos desde países lejanos, perseguir legalmente este tipo de asuntos es muy difícil y aunque nos encontremos ante situaciones cercanas, si bien en este supuesto actuar resultará más fácil, tampoco nos encontraremos ante una situación fácil, especialmente si la imagen ya se ha hecho viral.

Ahora bien, lo anterior no tiene que llevar a desalentarnos ni dejar de pelear por ello y por nuestros derechos. Obviamente, la mejor medida siempre será la medida preventiva de tener todos los dispositivos protegidos, tener debidamente registrados en el registro de la propiedad intelectual las fotografías de nuestra creación y no subir a Internet fotografías que puedan comprometernos. Pero, si a pesar de todo ello sucede, lo que debemos hacer es acudir a la comisaría más cercana y denunciar el suceso.

Y teniendo presente que todo lo anterior es sin perjuicio de solicitar a buscadores que dejen de indexar nuestras imágenes, pedir la retirada a los lugares donde encontremos nuestras fotos robadas, etc.