Registrar un negocio: todo lo que debes saber

0
233

Cuando se quiere iniciar un negocio se tienen que tomar en consideración distintos trámites formales que se deben llevar a cabo para que el mismo pueda empezar a funcionar, se tienen que considerar los distintos trámites burocráticos que deben llevarse a cabo para poder funcionar con normalidad, de una forma segura y completamente legal.

Hablar de los trámites concretos de cada negocio no resulta posible en un único artículo pues dependerá muy mucho de cada negocio en concreto para poder dar los requisitos concretos y exactos que precisa ese negocio en concreto para poder operar. Obvia y evidentemente, no es lo mismo si lo que se desea abrir es un bar que una peluquería o una tienda de alimentación que un despacho de abogado o una carpintería, por poner tan solo unos pocos ejemplos de todos los que podrían darse.

Ahora bien, que no se pueda hablar de todas las consideraciones particulares que podrían corresponder y que corresponden a cada negocio en particular no significa ni mucho menos que no puedan darse unas recomendaciones o indicaciones que de carácter transversal y general implican y aplican a la gran mayoría de negocios, y eso es lo que vamos a hacer en las siguientes líneas.

Los ámbitos que tratar son de muy distinta y variada índole, existen aspectos que son meras exigencias administrativas burocráticas para cumplir lo que reglamentariamente se establece, pero también existen otros trámites que son imprescindibles de realizar para nuestra propia seguridad y para garantizar que nadie nos pueda robar nuestra idea y para allanar el camino de hacer prosperar nuestro negocio.

Así, por ejemplo, se encuentran dentro de los requisitos para registrar un negocio desde las obligaciones con el ente local que corresponda (licencias y permisos municipales), hasta las obligaciones que se exijan ante el fisco o la Seguridad Social para poder operar, pasando por todo el registro de marcas y patentes que puedan corresponder a la ejecución de nuestro negocio.

En el primero de los casos, en el caso de las licencias y permisos municipales la situación variará mucho dependiendo de cada negocio. Existen muchos negocios que para iniciarlos no requieren ni de declaración de inicio de actividad local (por ejemplo, los negocios que no tienen negocio a pie de calle o local físico) hasta locales que tendrán que pasar profundas revisiones y requisitos hasta que puedan operar (bares, locales nocturnos, etc.).

Actualmente, existe un gran número de negocios que puede empezar a funcionar tan solo declarando las normas para ese negocio, sin necesidad de permisos o licencias previas, para los que sí que lo requieren será indispensable solicitarlas.

Cualquier negocio que se inicie deberá estar dado debidamente de alta en el fisco y en la Seguridad Social y todas las personas que participen en el mismo también deberán estar debidamente registradas para cumplir con sus obligaciones administrativas.

Finalmente, registrar la marca del negocio, así como registrar todas aquellas patentes antes de ponerlas a la vista pública son otras de las tareas a llevar a cabo.