Requisitos para cobrar el paro en el extranjero

0
571

Cobrar el paro y viajar al extranjero no tiene que ser incompatible en todos los casos, pero sí que esa situación adquiere algunos matices, algunas consideraciones particulares y resulta importante de mencionarlas para no llevarse sustos con posterioridad.

El primer punto que debe tenerse muy presente es que una vez se está siendo percepción de una prestación por desempleo se está sujeto a una serie de normas y de condicionantes. Normas y condicionantes especialmente enfocados a estar dispuestos a realizar cualquier actividad de inserción laboral (entrevistas, formativas, etc.) para la que se nos requiera.

Esta serie de normas y condicionantes lleva a aparejada, por ejemplo, la obligación de estar siempre localizables para poder llevar a cabo esas acciones de inserción y ello, como resulta evidente, a priori puede parecer antagónico al estar de viaje, pues de ser llamados por parte de la oficina de empleo no podríamos acudir a la cita que se nos indicase, faltaríamos a nuestro compromiso y nos podría llegar a ser retirada la prestación.

Ahora bien, dicho ello también cabe decir que sí bien no tendremos libertad absoluta para hacerlo, viajar podremos viajar si lo deseamos, siempre que se solicite y la oficina de empleo nos los autorice. Para los desplazamientos de un periodo no superior a los 15 días en todo un año deberemos solicitar autorización pero no se deberá modificar en modo alguno los motivos del viaje, para los viajes al extranjero por más de 15 días al año la situación cambia.

cobrar el paro en el extranjero

En aquellos casos en los que el viaje es para trabajar, buscar empleo o estudiar, en el momento de la salida se interrumpirá la percepción del subsidio de desempleo y, si retornamos, se abrirán distintas posibilidades según el caso (pero en todo caso ello sería objeto de análisis para otro artículo concreto dedicado a ese tema).

A partir de toda esta situación cabrá analizar si el viaje es superior a 15 días, pero inferior a 90 días, o si por el contrario se supera esa barrera de los 3 meses, pues todo ello condicionará y mucho los derechos sobre la percepción de la prestación.

Ahora bien, para cobrar el paro en el extranjero directamente lo que debe hacerse es ir en busca de trabajo a un país dentro de la Unión Europea y entonces se podrá ser perceptor del paro en el país de destino por un periodo máximo de 3 meses, prorrogables -según el caso- por un periodo de 3 meses más.

Para poder hacer que ello sea así primero se deberá llevar 1 mes inscrito como demandante de empleo en la oficina española de empleo que nos corresponda. Una vez cumplido ese plazo uno deberá inscribirse en el servicio de empleo nacional del país que se pretenda acudir, debiendo hacer este trámite en el plazo máximo de una semana desde la autorización de viaje y de exportación del paro.

Realizado lo anterior faltará simplemente rellenar el formulario que corresponda según el país de destino. Dicho formulario será cumplimentado en la oficina de empleo española de referencia del solicitante.