Cómo señalizar los límites de una propiedad: el deslinde

0
682

Para aquellas personas que desconozcan aquello que significa el término deslinde, o para aquellas personas que quieran profundizar un poco más en el mismo, en este artículo se va a tratar sobre el mismo. En este artículo se van a ver los aspectos esenciales relacionados con el deslinde.

Para empezar resulta adecuado establecer aquello que significa deslinde. El deslinde es aquel acto por el cual un propietario deslinda su propiedad de las colindantes. Dicho de otro modo, el deslinde, o deslindar, es el derecho que tiene un propietario en cercar la misma, situar mojones o hitos en ella para diferenciar donde terminan los límites de una propiedad y empieza otra propiedad.

Así, el deslinde viene a ser la actuación de señalizar los límites de una propiedad con otra pero, en realidad, eso sería más bien marcar una línea divisoria entre una propiedad y otra, el deslinde se produciría más cuando existiese discordancia entre las partes (los titulares de las diferentes propiedades afectadas) y entonces se iniciase el proceso de deslinde con acuerdo entre las partes, o, en ausencia de éste, mediante resolución judicial de por medio.

En consecuencia, el acto de deslindar se produce en aquellos casos donde los límites de una determinada propiedad no resulten claros y diáfanos y, también, en aquellos supuestos donde exista registralmente controversia al respecto.

deslinde

El derecho de deslinde resulta recogido en nuestro ordenamiento jurídico, concretamente en el ordenamiento civil y es una facultad que tiene adquirida cualquier titular de cualquier propiedad que pueda resultar objeto de efectuar del deslinde de la misma de propiedades contiguas a la misma.

Ahora bien, ¿cómo se ejerce el derecho de deslinde? Las consideraciones a realizar son varias y, algunas de ellas bastante novedosas, después de la entrada en vigor de las modificaciones al respecto que ha aportado la ley 15/2015, de 2 de julio, de jurisdicción voluntaria.

En primer lugar, debe tenerse en cuenta que resultarán competentes para conocer de estos casos los juzgados de primera instancia, concretamente sus secretarios judiciales, de la localidad donde estuviese radicada la finca o una parte mayor de la misma.

Luego, también resulta muy interesante de conocer que se podrá dar iniciado el expediente de deslinde por petición del titular de la propiedad y de existir varios titulares por petición de cualquiera de ellos. También se podrá iniciar el expediente por petición de cualquier persona que tenga derechos reales sobre la propiedad en cuestión.

Finalmente, pero no menos importante, también resulta clave mencionar que para estos asuntos siempre resulta legalmente preceptiva la participación de abogado. A esta normal general se le debe incorporar la salvedad de aquellas propiedades que tengan un valor inferior a los seis mil euros. En tales casos no resultará preceptiva la intervención letrada en el asunto.

Como último detalle, indicar que para que se dé por iniciado el expediente deberán aportarse todos los datos de los titulares de todas las fincas que pretenden deslindarse, así como sus datos catastrales y un escrito con todos los detalles del deslinde pretendido.