Sobre los delitos contra la salud pública

0
3790

Hablar de los delitos contra la salud pública en general es hacerlo de un tema extremadamente amplio que abarca distintos campos y supuestos, y que puede llevar y lleva aparejados en muchos casos otros tipos de delitos asociados. Pero si queremos hacer una radiografía general a esta tipología de delitos analicemos lo siguiente.

El ámbito general de los delitos contra la salud pública

Como se decía en este artículo no vamos a entrar a analizar cada supuesto y su particular casuística pues ello sería adentrarnos en un tema muy diverso y en todo caso conviene detenerse en cada uno de ellos con artículos concretos dedicados a cada supuesto pues sólo así puede alcanzarse el mejor análisis y la mejor comprensión de cada uno de ellos en concreto, así que en este artículo vamos a ver unos detalles generales sobre este tipo de delitos y sus penas asociadas.

Así por ejemplo el artículo 359 de nuestro vigente Código Penal castiga con una pena de seis meses a tres años de prisión más una multa de seis a doce meses y a una inhabilitación especial para profesión o industria por un periodo de seis meses a dos años a quien “sin hallarse debidamente autorizado, elabore sustancias nocivas para la salud o productos químicos que puedan causar estragos, o los despache o suministre, o comercie con ellos, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses, e inhabilitación especial para profesión o industria por tiempo de seis meses a dos años”. En este mismo ámbito serán castigados con penas de multa de seis a doce meses y la misma inhabilitación que la anteriormente mencionada aquellos que aún y estando autorizados para el tráfico de las sustancias o productos mencionadas lo haga sin cumplir las debidas formalidades establecidas al respecto.

Otro caso es el de aquellas personas que expendan o despachen medicamentos que estén caducados, deteriorados, que no cumplan con todas las exigencias técnicas requeridas o bien que los sustituyan por otros que pongan en peligro la vida o la salud de las personas. Para estos la pena será de prisión por un periodo de seis meses a dos años, multa de seis a dieciocho meses y también inhabilitación como las anteriores, es decir, de seis meses a dos años (art. 361 bis).

Distintos ámbitos de afectaciones contra la salud

Como se decía al inicio de este artículo los delitos contra la salud pública abarcan distintos ámbitos; en los anteriores nos hemos referido a una segmentación en concreto de este tipo de delitos y ahora conviene adentrarse en otra bien distinta: los delitos contra la salud producidos por comerciar con alimentos o bebidas no adecuados.

Así, y para adentrarnos en este ámbito debemos adentrarnos en también obviamente en el vigente Código Penal; en el mismo encontramos que en su artículo 363 el texto establece que “serán castigados con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para profesión, oficio, industria o comercio por tiempo de tres a seis años los productores, distribuidores o comerciantes que pongan en peligro la salud de los consumidores”.

Detallando el mismo CP en el mismo artículo que se entiende que pondrá en peligro la salud de los consumidores quienes ofrezcan al mercado (es decir que pongan en venta) productos alterados o que omitan lo que la ley dice en por ejemplo, pero no exclusivamente, lo relacionado con su composición o fecha de caducidad. También se considerará que ponen en peligro la salud de los consumidores quienes fabriquen o vendan comestibles o bebidas que estén destinadas al consumo público todo y resultando nocivas, quienes trafiquen con géneros corrompidos, quienes elaboren o comercien con productos cuyo uso no se halle autorizado y sea perjudicial para la salud o bien aquellos que con el fin de comerciar con ellos actúen “ocultando o sustrayendo efectos destinados a ser inutilizados o desinfectados, para comerciar con ellos” (art. 363.5 CP).

Seguimos exponiendo aquellas acciones que pueden considerarse delitos contra la salud pública. Adulterar un alimento, bebida o cualquier sustancia destinada al comercio alimentario, también tendrá las mismas penas que las mencionadas en el artículo 363 del CP con una adicional inhabilitación especial para profesión, oficio o industria de un mínimo de seis años y un máximo de diez.

Indicar que para todos estos supuestos en esta parte mencionados puede también aplicar un cierre parcial (por un máximo de cinco años) para el establecimiento, fábrica, laboratorio o local infractor o incluso puede desembocar en el cierre definitivo si los hechos son susceptibles de resultar catalogados como de extrema gravedad.

En un orden muy distinto de cosas pero extremadamente recurrente, mencionar para cerrar este artículo, uno de los supuestos de delitos contra la salud pública más conocidos por todos, aquellos que tienen que ver con el comúnmente conocido trafico de drogas; para este ámbito en concreto, y como en todos los casos sin perjuicio de otros preceptos delictivos y/o de otra índole legal que les pueda corresponder de aplicación, el CP (en su artículo 368) vigente establece que:

“Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos”.

Como podemos ver una amplia variedad de supuestos y de ámbitos pero todos ellos con un punto de relación en común: los daños que de un modo u otro estás acciones ilícitas causan en la salud pública.