Sobre los delitos de daños

0
2018

En este artículo vamos a tratar y exponer cuáles son los tipos de penas que se encuentran encuadradas dentro de la categoría penal de ilícitos de “delito de daños“, y del mismo modo vamos a tratar además de los distintos tipos de penas de daños, las penas que corresponden a los distintos tipos de daños que en nuestro ordenamiento jurídico corresponden.

La lesión, el daño y la propiedad

Ante todo se debe aclarar un punto que en ocasiones no es fácil ver, penalmente y para el análisis que aquí nos atañe diremos que no debemos confundir entre un delito de daños y un delito de lesiones (u otros daños que no son los que aquí estamos analizando), pues jurídicamente existe una diferencia importante como ahora veremos:

Así vemos que en delito de daños en el primer artículo del CP que se trata sobre este tipo de delitos (en el art.263) se establece que será reo de un delito de daños “El que causare daños en propiedad ajena no comprendidos en otros títulos de este Código” y que el mismo acarreara con una “…pena de multa de seis a 24 meses, atendidas la condición económica de la víctima y la cuantía del daño, si éste excediera de 400 euros“.

En otro orden de cosas el CP nos dice que quien “…por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, será castigado como reo del delito de lesiones con la pena de prisión de seis meses a tres años, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. La simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico” (art.147). Estableciendo entonces el mismo CP en esta definición el alcance básico del delito de lesiones.

Entonces como podemos ver, salvando muchos matices y muchas consideraciones que se deberían realizar para detallar los ligámenes y las diferencias entre ambas figuras penales, podemos decir que según las dos definiciones que hemos visto, el delito de daños atenderá más a la naturaleza de un daño causado contra un bien ajeno, y el delito de lesiones es aquel que atenta contra el físico o la mente de alguien. Obviamente ambas figuras delictivas pueden ir íntimamente ligadas entre sí (incluso en definición pues obviamente una lesión coloquialmente supone un daño personal contra nosotros), y en muchas ocasiones lo van, pero jurídicamente existe una diferencia técnica importante.

Penas para los delitos de daños

Por lo que ha podido ver en la definición de daño que se mostraba en párrafos anteriores y la pena que a esta definición iba acompañada parece desprenderse que para el delito de daños no existe pena de prisión pues el CP tan sólo establece una pena de multa para el mismo, pero no es así.

Y no es así pues el mismo CP dicta con posterioridad en el mismo articulado aquellos supuestos de daños que si que llevarán aparejada una pena de prisión. Dicho de otro modo, existen distintos tipos de daños que pueden producirse y en consecuencia existen distintas penas para cada uno de ellos:

Así conllevarán penas (con carácter general, pues luego existirán otros condicionados aplicables) de prisión de uno a tres años de prisión más una multa de doce a veinticuatro meses aquellos actos que se realicen para impedir el libre ejercicio de la autoridad, también aquellos que provoquen infección o contagio de ganado, aquellos daños que se provoquen mediante la utilización de sustancias venenosas o corrosivas, aquellos que afecten a bienes de dominio o uso público comunal y finalmente aquellos que causen ruina al perjudicado o bien dejen a este en una situación de gravedad económica importante.

También será castigado con una pena de seis meses a dos años de prisión aquel “…que por cualquier medio, sin autorización y de manera grave borrase, dañase, deteriorase, alterase, suprimiese, o hiciese inaccesibles datos, programas informáticos o documentos electrónicos ajenos, cuando el resultado producido fuera grave” (at.264.1 CP) o con una pena de seis meses a tres años de prisión aquel “…por cualquier medio, sin estar autorizado y de manera grave obstaculizara o interrumpiera el funcionamiento de un sistema informático ajeno, introduciendo, transmitiendo, dañando, borrando, deteriorando, alterando, suprimiendo o haciendo inaccesibles datos informáticos, cuando el resultado producido fuera grave, será castigado, con la pena de prisión de seis meses a tres años” (art.264.2 CP).

Finalmente, al respecto de este tipo de delitos de daños que el CP establece que aquellos que destruyan, dañen gravemente o inutilicen para su servicio (de forma temporal o definitiva) bienes militares o de las fuerzas y cuerpos de seguridad será castigado con penas de dos a cuatro años de prisión si el daño causado excede de 300,51€ (art.265 CP)